Poker Omaha Hi: estrategia

Font Size
A A A

Si alguna vez practicaste paracaidismo y sentiste el corazón en la boca, ¡sabrás qué se siente al jugar Omaha Hi (Pot Limit Omaha/PLO)! Este juego tiene enormes pozos, grandes manos al momento de mostrar las cartas e, incluso, mayores manos por mejorar. Sammy Farha tiene una cita famosa: "Apostemos...", que resume muy bien este estilo de poker.

Pero antes de que tomes tu dinero y lo apuestes en la mesa abierta más cercana de 888poker, deberías familiarizarte con las reglas y la estrategia del poker Omaha. Armar las manos está bien, pero ganar con esas manos es una historia totalmente distinta.

¡Empecemos!

Estrategia del poker Omaha: componentes principales

En primer lugar, en el poker Omaha cada jugador recibe 4 cartas iniciales. Si crees que esto le da más emoción al juego, has dado en el clavo. Esto también significa que en el poker Omaha la mano ganadora promedio es mucho más fuerte que en Hold'em.

Y este es el porqué: Cada mano está formada por 6 combinaciones de dos cartas en lugar de solo una como en el Hold’em. Es más fácil de entender esta característica si asignamos una letra a cada carta. Las combinaciones serán A-B, A-C, A-D, B-C, B-D y C-D, con 4 hole cards (cartas de mano) en Omaha. Con 2 cartas iniciales, en Hold'em la única combinación posible es A-B.

El número de combinaciones también es una de las grandes razones por las que es tan importante entender bien los detalles de la estrategia de este juego. La forma en que se combinan las manos puede marearnos bastante. Los siguientes consejos para jugar al Pot-Limit Omaha apuntan a aclararte las ideas y darte las herramientas necesarias para disfrutar del juego mientras te llevas los pozos.

1. Manos iniciales

Uno de los mayores errores que puede cometer un jugador en el Pot Limit Omaha es sobrevaluar las manos iniciales, sobre todo manos como K-K-x-x. En Omaha-Hi los grandes pares de cartas de mano son mucho más débiles que en Hold'em. En la lista de las mejores manos iniciales del Hold'em, un par de reyes en las cartas de mano ocupa el segundo lugar.

Echa un rápido vistazo a la lista siguiente para ver las mejores manos del PLO y tal vez te lleves una gran sorpresa. Sí, un par de reyes están octavos, y están combinados con Q-Q como kickers.

A decir verdad, Omaha es un juego en el que hay que mejorar, y solo un par de ases no logrará mucho...

Echa un vistazo a esta lista de las diez mejores manos iniciales:

    1. A A K K - Dos palos
    2. A A J 10 - Dos palos
    3. A A Q Q - Dos palos
    4. A A J J - Dos palos
    5. A A 10 10 - Dos palos
    6. A A 9 9 - Dos palos
    7. J 10 9 8 - Dos palos
    8. K K Q Q - Dos palos
    9. K Q J 10 - Dos palos
    10. K K J J - Dos palos

Muchos fanáticos del PLO no pueden retirarse con ases en ninguna circunstancia. En general los van a jugar desde cualquier posición —e incluso al river— sin importar las consecuencias. Sin embargo, no todos los ases son iguales. Sí, los ases forman una mano fantástica en la mayoría de los estilos de poker, incluso el Omaha. Pero debes buscar ases que formen combinaciones con esas cartas que pueden formar escaleras o combinaciones de color. Así, si no logras una de las grandes combinaciones, aún podrás armar una mano ganadora.

Ten presente que muy probablemente tus rivales van a retirar más cartas. Si te encuentras con un pozo múltiple y la combinación 10s-9d-6h-4c, pero todo lo que tienes son ases, te convendrá retirarte.

2. Manos por mejorar

La regla de oro para el PLO es que cuantos más rivales tengas en una mano, más tendrás que tratar de acercarte a la mejor combinación posible.

En el Hold’em tienes dos combinaciones posibles básicas: escaleras y combinaciones de colores. En el Omaha tienes la misma posibilidad, pero como cada jugador recibe 4 cartas entre las cuales debe elegir, aumenta mucho la posibilidad de armar combinaciones de color y escaleras. Puedes tratar de conseguir alguna de las 9 cartas para armar un color o las 8 para una escalera.

Por ejemplo, digamos que tienes una mano inicial como esta: 9s-8d-7s-6d. En el flop hay 5d-3d-6h. En el Hold'em, si tuvieras una mano como 8d-7d, habría 8 cartas posibles para armar tu escalera y otras 7 (no incluidas en la posibles cartas para la escalera) para el color. Es decir, un total de 15 cartas posibles.

En el PLO, tienes 4, 7, 8 o 9 para formar la escalera. Las cartas con que podrías armar la escalera son: 4 x cuatros, 3 x sietes, 3 x ochos, y 3 x nueves, lo que arroja un total de 13. También tienes otras 6 cartas (no incluidas entre las que formarían la escalera) para armar el color. Esto te da un total de 19 cartas posibles.

Bueno, acá es donde las cosas se complican. En los juegos con pozos múltiples, es muy probable que tu combinación de color esté muerta. Alguien más tiene la mejor carta. Además, si en el turn aparece un 7 y luego sale un 8 en el river, tu escalera podría ser derrotada por una mano mejor. En este caso, 10-9.

Sin embargo, esta mano por mejorar es bastante fuerte una vez que hayas armado la escalera. Solo tienes que prestar atención a las cartas que podrían formar una combinación más fuerte y las que puedan mejorar una escalera ya armada.

3. Wraps

Como vimos, en PLO las manos por mejorar dominan el juego. De hecho, se trata de una supremacía absoluta. Las cartas que se reparten en momentos especiales se llaman “wraps”, y los jugadores de Omaha-Hi viven (y mueren) por ellas.

Entonces, ¿qué son exactamente los “wraps”?

Veamos un ejemplo. En una mano inicial como 10-9-6-5 en un flop, y 8-7-3 de diferentes palos (rainbow) hay muchas más cartas posibles que en la escalera común del Hold'em. En realidad, hay 20 cartas que pueden alegrar muchísimo a este jugador.

Veamos:

  • 4 x cuatro, con 4 cartas posibles le darían al jugador una escalera con un 8 como carta más alta
  • 3 x cinco, con 3 cartas posibles le darían al jugador una escalera con un 9 como carta más alta
  • 3 x seis, con 4 cartas posibles le darían al jugador una escalera con un 10 como carta más alta
  • 3 x nueve, con 4 cartas posibles le darían al jugador una escalera con un 10 como carta más alta
  • 3 x diez, con 4 cartas posibles le darían al jugador una escalera con un 10 como carta más alta
  • 3 x Jacks, con 4 cartas posibles le darían al jugador una escalera con un Jack como carta más alta

Por lo tanto, un wrap simplemente significa que el jugador tiene una escalera que puede "completarse" en cualquier extremo. Muchas manos de este tipo tienen menos cartas posibles para completarla que el ejemplo anterior. Sin embargo, aun así pueden ser muy fuertes, especialmente cuando se enfrentan a un solo par o, incluso, a dos pares.

A continuación encontrarás algunos ejemplos de manos iniciales con un wrap y el número de cartas que pueden completar la combinación.

Mano inicial Flop Número de cartas posibles Tipo de carta
9-8-6-5 K – 7 – 4 13 13 Wrap
10-9-6-2 A – 8 – 7 17 17 Wrap
10-9-6-5 A – 8 – 7 20 20 Wrap

Recuerda que cuando sea posible lograr una combinación de color, tendrás que tener cuidado cuando se repartan las cartas para llegar a una escalera. En los pozos múltiples en una combinación de color, habrá alguien en la mano que quiera completar esa combinación.

Además, siempre conviene pedir cartas para completar el extremo superior de una escalera. Tienes que ser muy cuidadoso al jugar con manos pequeñas con wrap, como 5-6-7-8. Una escalera con un 7 como carta más alta en el turn puede evaporarse a toda velocidad en el river si sale un 9 o 10.

4. Jugar con pares grandes

¿Alguna vez vencieron a tus ases en un juego de No Limit Hold'em? Bueno, prepárate para que esto suceda muchas veces en el PLO. Un par en mano e incluso los ases y reyes suelen terminar pulverizados en el Omaha. Con 4 cartas iniciales y las múltiples combinaciones que se pueden obtener para una escalera y un color, hay muchas maneras de vencer un par grande.

Sin embargo, hay formas de jugar tus grandes cartas de mano para ganar. En primer lugar, tienes que comenzar con buenas cartas grandes. Tus ases deben ser de dos palos (para la mejor combinación de color posible) y/o en par con otras grandes cartas (como K-Q-J-10 para lograr una escalera Broadway). Estos kickers servirán como protección si no obtienes una tercera carta del mismo valor en el flop o un gran full.

  • Juego pre-flop

    Igualmente, los ases son ases y tienen un lugar en el PLO. Con ases fuertes, casi siempre deberías subir o re-envidar. Lo que quieres es sacar el mayor provecho de tus cartas al tiempo que sacas del pozo algunas sucias manos. Si no sacas buenas cartas, sopórtalo. Con suerte, tu rival estará en la misma situación para obtener las cartas que necesita, pero tú estarás tratando de obtener la mejor combinación.

    Con ases más débiles, fuera de posición, podrás hace una apuesta o una pequeña subida. Si obtienes una tercera carta del mismo valor en el flop, tomarás a tus rivales por sorpresa. Si hay mucha acción antes del flop, incluso tal vez puedas retirarte en una mano como Ad-Ac-7s-2h. Probablemente, los 2 ases restantes del mazo estén muertos. A menos que obtengas uno en el flop, es probable que tu mano también esté muerta.

  • Estrategia después del flop

    Es fundamental jugar con manos de seda cuando hay un flop en el que se reparten muchas cartas y tú no tienes una gran parte en tu gran par. Si fueras quien está subiendo la apuesta, no siempre tienes que volver a subir y acumular un pozo grande para cuando se repartan cartas en la mano. Esto es muy diferente de la estrategia del Hold'em. En los pozos múltiples, es extremadamente probable que con una combinación general de 8-7-3, alguien tenga un 10-9 o 6-5 en la mano.

    Igualmente debes ser cauteloso. ¡Los jugadores de PLO pueden ser muy astutos! Si sospechas que un rival tiene un overpair, al igual que tú, con una combinación de cartas general como la anterior, ¡adelante! Una acción de pasar-aumentar podría llevar a una retirada más rápido de lo que puedes decir Jack Robinson.

Después de todo, el PLO es un juego donde importan las cartas que se piden. Si tu mejores pares grandes no llegan a cumplir tu objetivo, probablemente debas retirarte, pasar y retirarte, o salir corriendo...

5. Cómo usar tu posición en el PLO

Cuando juegues al PLO, podrás usar tu posición de 2 maneras principales para acumular un pozo y para controlar un pozo. Si dominas ambas destrezas, podrás acumular más fondos y controlar el juego.

  • Cómo acumular un pozo

    Cuando en el flop logres alguna de esas fantásticas 20 cartas que te sirven para tu mano, querrás poner todas las fichas que puedas en el pozo. Estás derrotando prácticamente todas las demás manos, así que cuanto más dinero puedas apostar, tanto mejor.


    Si estás fuera de posición y te enfrentas a un apostador de mano suelta, usa la opción de pasar-aumentar. Cuando estés en posición con un gran reparto y frente a una apuesta, es fabuloso subir la apuesta.

  • Cómo controlar un pozo

    Es mucho más fácil controlar el tamaño de un pozo cuando estás en posición. En el caso de combinaciones de manos en las que se reparten muchas cartas, tu rival en posición adelantada va a intentar pasar y superarte. No caigas en la trampa. Toma esa carta del turn gratis y fíjate si tu mano mejora (o si la de ellos no mejora). Juega y ¡adelante! Sus cartas están muy lejos por detrás y perdiendo velocidad.


    Jugar fuera de posición puede resultar un poco engañoso. En un tablero seco, no hay necesidad de salir de las apuestas. Sin embargo, igualmente deberás enviar un mensaje que diga “Sé que te tengo atrapado”. Algunos jugadores van a igualar con un par medio o incluso 3 cartas para pedir, con la esperanza de que en el turn reciban algo especial.


    Ten cuidado con estos adictos pasivos. Pueden (y de hecho lo hacen) llevarse todas tus fichas con un tonto par doble simple en el river. Probablemente no se retirarán ante tu apuesta, pero tampoco van a subirla. Si no consiguen un segundo par, saldrás ganando. Si arman un par doble débil, no van a apostarlo y tú no perderás más fichas.

¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar