Las técnicas de mindfulness agudizan tus habilidades para el poker

Font Size
A A A

Mientras esperamos sentados en las salas del Rio durante la 2014 World Series of Poker (WSOP), Andrew “LuckyChewy” Lichtenberger me habla sobre el lavado de colon al que se sometió.

“Al final, el parásito termina saliendo”.

Esto me recordó a la novela de Irvine Welsh, Escoria, y a la tenia solitaria de Bruce Robertson, que tras tomar consciencia de su existencia, empieza a controlar al policía desde la absoluta oscuridad de sus intestinos.

Irónicamente, me imaginé la expulsión de la tenia como un rito de iniciación para Lichtenberger. Más tarde, en su estupendo libro Yoga of Poker, escribía: “La búsqueda de la libertad es lo que todos ansiamos en la vida de distintas formas”.

La tenia no buscaba su libertad. El hecho de que a Lichtenberger le introdujeran un conducto por el trasero, me da una idea del joven genio que, sin duda, era.

En los años posteriores, pude ver un cambio importante en Lichtenberger. Le rodeaba una especie de calma. Supongo que podría llamarlo Zen, pero lo cierto es que no tengo ni idea de lo que significa esa palabra. Simplemente suena bien. Así que, qué más da. Andrew Lichtenberger desarrolló un estado Zen.

Encontrar la ventaja competitiva

Entrevisté a Scott Seiver hace algunos años. Le pregunté, con grandes lagunas de conocimientos sobre las partidas de alto nivel, ¿dónde suelen encontrar los jugadores su ventaja competitiva?

“Honestamente creo que uno de los mejores métodos de preparación es la mente”, me dijo Seiver. “Por lo que la mayor parte de una partida de alto nivel se reduce a la toma de decisiones importantes. Si estás enfadado, triste o tienes la cabeza en otro sitio mientras juegas, lo más probable es que tomes una decisión poco acertada.

“Y es esa decisión la que precisamente puede convertirte en el mejor jugador de un torneo o bien en el número 15 de la clasificación. Lo importante es despejar la mente, centrarse y garantizar un equilibrio entre el trabajo y la vida al tiempo que se intenta reducir el estrés. Todas estas cosas salen a la luz en un mesa de poker, y tienes que evitarlas a toda costa”.

Como siempre, si analizamos desde fuera la cómoda vida del poker, podremos observar que realmente tiene mucho que ver con la propia vida. Pero, ¿cómo te preparas mentalmente? ¿Es posible evitar que una mente distraída origine un error en la partida o, incluso, en la vida?

Con la ayuda de algunas citas del libro Yoga of Poker de Lichtenberger y poniendo en orden mi vida diaria, a continuación indico algunas técnicas de mindfulness de gran utilidad tanto para el poker, como para la vida.

N.º 1 Meditación

Me despierto, me sacudo las telarañas y me pongo a meditar. Es una práctica cotidiana. Asistí a clases de Meditación Transcendental hace algunos años, y desde entonces cada día medito durante 20 minutos dos veces al día.

Es una práctica bastante cara. No obstante, ese gasto también conlleva cierto grado de responsabilidad. Si meditas, es porque lo puedes pagar. En cuanto desaparece el “dolor económico”, se convierte en un hábito.

No necesitas practicar la Meditación Trascendental. Sirve cualquier forma de meditación. Es difícil analizar el éxito de la meditación. Si le preguntas a mi mujer, te dirá que es una de las mejores herramientas de mindfulness que poseo. Antes era un hombre bastante excesivo. De vez en cuando me vuelve a aflorar esa característica, pero para nada del modo en que lo hacía antes. Y todo se lo debo a la Meditación Trascendental.

N.º 2 Fijación de objetivos

Tras meditar, mi mujer y yo ponemos en práctica a diario la fijación de objetivos. Nos miramos fijamente el uno al otro y enumeramos los planes del día. A veces son proyectos reales, pero otras son deseos intangibles.

Tras declarar nuestras intenciones, pasamos al agradecimiento. Siempre intento pensar en uno o dos puntos que son importantes para mí. De forma inmediata experimento un sentimiento de gratitud hacia Andrew Lichtenberger por haber escrito Yoga of Poker, por ejemplo.

Y siempre termino mi agradecimiento dando gracias al universo por mi estatus económico, mi libertad y mi felicidad.

N.º 3 Diario

Expresar tus pensamientos en el papel es una forma excelente de fomentar el mindfulness. Todos los días escribo en mi diario centrándome en cuatro áreas principales:

  1. Intención
  2. Agradecimiento
  3. Misión
  4. ¿Cómo me siento?

La fijación de objetivos y el agradecimiento son una repetición de la declaración verbal que expliqué antes. Mi misión en la vida es ayudar a reducir el sufrimiento de otras personas ayudándoles a encontrar la libertad y la felicidad. Escribir cada día me ayuda bastante.

Fortalece mis creencias. Termino con un análisis de mis sentimientos.

¿Cómo me siento en ese momento, cómo me sentí en las 24 horas anteriores?

¿Qué puedo aprender del proceso?

N.º 4 Técnica de Libertad Emocional

En Healing Words del médico Larry Dossey, se demuestran científicamente las propiedades curativas del poder de la oración. También he leído algunas revistas científicas donde se declara que las personas que rezan y tienen fe viven más tiempo que otras.

Yo no rezo, pero sí que practico la Técnica de Libertad Emocional a diario. De hecho, creo que ambas prácticas son similares. La Técnica de Libertad Emocional, también conocida como Tapping, consiste en tocar los puntos meridianos de una persona para liberar los desequilibrios energéticos que generan emociones negativas.

Creo que es mejor hacerlo a primera hora de la mañana, y normalmente me centro en uno de los sentimientos negativos que escribí en el diario. También lo he hecho en el poker, durante algún torneo. Me ausentaba unos minutos para practicar la Técnica de Libertad Emocional y volvía a las mesas mucho más calmado.

N.º 5 Alimentación

Eres lo que comes.

“Cuando acepté el cambio y supe que la Tierra me proporcionaba todo lo que podía necesitar, decidí modificar mis hábitos alimentarios”, escribió Lichtenberger en Yoga of Poker.

Cada mañana, lo primero que tomo es agua templada con limón, canela y cúrcuma. También tomo muchos suplementos para suplir la ausencia de alimentos en la comida que comemos. A continuación, me preparo un batido con una gran variedad de ingredientes estupendos.

Soy vegano.

No tomo azúcar.

No bebo alcohol, no fumo cigarrillos ni tomo drogas.

En el pasado, sí que fui alcohólico, drogadicto, fumador y un idiota.

Desde luego, puedo decir que he vivido los dos extremos de la vida. Jamás hubiera podido alcanzar el estado de conciencia que he conseguido si hubiera continuado con mi vida anterior.

Vivía aletargado. No tenía energía, ganas ni mostraba el menor interés en nada. Ponía el piloto automático y mi destino no parecía ser otro más que el final de un acantilado.

N.º 6 Calma

Suelo burlarme de mi mujer por la velocidad a la que hace las cosas. Siempre me la imagino sentada para cenar y, al final de la comida, en el resto de la mesa no hay nada más.

No obstante, las bromas recaen en mí.

Siempre voy con prisas: como muy rápido, hablo muy rápido, pienso muy rápido… ¡Incluso podría decir que me enamoro muy rápido!

“La experiencia de integridad que entrevemos al sumergirnos en el momento representa un profundo cambio en la conciencia”, escribió Lichtenberger.

Pero, ¿cómo puedes sumergirte en el momento si avanzas con rapidez hacia el futuro?

N.º 7 Bloqueador en Facebook

No quiero que Facebook ocupe un puesto importante en mi vida. He aprendido de las personas que se estresan cuando salen mal paradas en las comparaciones.

También ayuda bastante a la procrastinación.

“Pude comprobar cómo me sentía mucho más realizado cuando eliminé los aspectos de conciencia que no se alineaban con la persona que realmente soy”, escribió Lichtenberger.

He instalado un bloqueador en Facebook que no me permite visitar las páginas de inicio de nadie. Solo me notifican cuando alguien me ha enviado un mensaje o me ha escrito un comentario en el muro, pero aparte de eso, no me entero de nada más. De momento, mi intención es seguir así. Os lo recomiendo.

N.º 8 Notas de agradecimiento

Este valioso secreto lo descubrí en el libro Making a Literary Life de Carolyn See. En este libro, See enseña a las personas a mejorar sus habilidades como escritores. En cuanto al agradecimiento, See explica cómo se han de escribir las notas de agradecimiento en los correos.

Siempre se asegura de escribirlas a mano y de utilizar papeles y sobres bonitos. En un mundo que gira en torno a la tecnología, sin duda se trata de una forma estupenda y única de expresar la gratitud.

N.º 9 Repaso general

Al final del día, mi mujer y yo dedicamos algún tiempo a hacer el repaso general. En turnos, hablamos sobre cómo ha ido el día, expresamos nuestros sentimientos y nos liberamos de los malos ratos.

La clave del proceso es la capacidad para reservar ese espacio. Cuando inicié este proceso, era terrible. Cada vez que mi mujer me describía un problema, la interrumpía e intentaba solucionarlo. Fue ella quien me enseñó la importancia de la presencia. Cuando habla, la miro fijamente al ojo izquierdo, llego a su corazón e intento sentir sus emociones.

A continuación, intercambiamos los puestos.

Ella me escucha.

Y yo empiezo a hablar.

Escuchar es la herramienta más útil en el mindfulness. También es una habilidad increíblemente importante si deseas convertirte en un jugador de poker excepcional.

Unos días después de hablar con Lichtenberger sobre la eliminación de su tenia, acabó tercero en un evento con compra mínima de $5.000 por $242.827. En los próximos 16 meses, ganaría $3 millones más, incluido el título Alpha8 del World Poker Tour (WPT).

Ahí reside el poder del mindfulness.

¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar