Mantenerse sano siendo un profesional del poker

Autor:
Font Size
A A A

¿Cuál es el mayor reto al que te enfrentas y que te impide alcanzar tu verdadero potencial? Esta es una pregunta que le hago constantemente a los jugadores de poker profesionales.

¿Sabes cuál es una de las respuestas más frecuentes? La dieta.

En circunstancias normales, es complicado encontrar el equilibrio alimentario adecuado, pero esto puede ser aún más difícil para los jugadores de poker profesionales. Por ejemplo, si juegas online puedes llegar a pasar 12 horas sin moverte y mirando a la pantalla del ordenador.

Y viajar con el circuito en vivo también supone un reto. Estar separado de tu hábitat natural y vivir aparentemente en habitaciones de hotel hace que sea realmente complicado tomar los alimentos adecuados y disponer de los utensilios necesarios para cocinar. 

Es duro. Pero no es imposible.

¿Pero por dónde empezar? ¿Te adentras de lleno en el estilo de vida vegano que siguen Daniel Negreanu y Andrew Lichtenberger? ¿Gastas una parte importante de tus fondos para tener a Whole Foods en el botón de marcación rápida?

¿Quieres que te dé un consejo?

Empieza por el hígado. 

No ha pasado tanto tiempo desde que mi dieta ejerciera un impacto terrible sobre mi productividad tanto dentro como fuera de las mesas. Así que un día descubrí lo importante que era el hígado gracias a una maravillosa y joven mujer llamada Dr. Sandra Cabot. Me compré su libro The Liver Cleansing Diet: Love Your Liver and Live Longer y decidí seguir su plan alimentario de ocho semanas. 

Revolucionó mi manera de pensar sobre la comida e hizo que la salud de mi hígado se convirtiera en mi máxima prioridad. Como consecuencia, perdí un montón de peso, fui testigo de importantes cambios en la calidad de mi piel y saqué montones de energía.

Y no soy el único. Los mejores jugadores de poker del mundo también están descubriendo que un cambio en sus hábitos alimentarios es fundamental para conseguir una salud duradera y alejada de comportamientos sobrecargados. Daniel Negreanu habla a menudo de la importancia de su dieta, Andrew Lichtenberger comenta la importancia de la alimentación en su libro The Yoga of Poker y el excampeón del Main Event de la World Series of Poker (WSOP), Martin Jacobson, ensalza las virtudes de una dieta sana en el documental “10 For 10”.

Todos ellos tienen algo en común sin ni siquiera saberlo. Todos ellos siguen planes alimentarios saludables que cuidan de sus hígados. 

¿Por qué habríamos de centrarnos en el hígado?

El hígado es a la vez la glándula y el órgano más grande del cuerpo humano. La madre naturaleza lo ha diseñado para eliminar las sustancias tóxicas de nuestro cuerpo, tales como las células cancerígenas, los glóbulos de grasa y otros desechos que fluyen por el torrente sanguíneo y causan grandes estragos en nuestro cuerpo. 

Muchas de las horribles sustancias químicas que entran en nuestro torrente sanguíneo pueden circular por él solo cuando pasan de sustancias químicas liposolubles a substancias químicas hidrosolubles. El hígado es el encargo de hacer este tarea. Una vez realizada, las toxinas abandonan nuestro sistema a través de la bilis, el sudor, la saliva y la orina. 

Si haces trabajar en exceso a tu hígado porque cuentas con un cúmulo excesivo de estas toxinas, la acumulación puede provocar toda una serie de terribles dolencias como enfermedades inflamatorias, fatiga crónica e inmunodeficiencias. 

Estos problemas son especialmente comunes entre los jugadores de poker y los malos hábitos alimenticios son los principales causantes. Estar sentado en una mesa mientras padeces el síndrome de colon irritable, hinchazón, gases y cansancio no es la imagen de un ganador. 

Los, no tan disparatados, ocho puntos

¿Y cómo puedes cambiar las tornas?

Yo seguí la dieta depurativa para el hígado de ocho semanas de la Dr. Cabot’s y tú también puedes hacerlo. No fue fácil. Durante las ocho semanas, seguí viajando con el circuito de poker; incluso pasé una temporada en Paris, donde luché por comunicarme en el mercado con los vecinos que no hablaban inglés. Pero mis ganas de ser un ganador tanto en las mesas como en la vida hicieron que nunca me rindiera. 

Estos son algunos de los puntos más importantes que aprendí a lo largo de esos increíbles dos meses. Yo los llamo “los, no tan disparatados, ocho puntos”

Come cuando tengas hambre

Yo empecé a sentir que necesitaba comer menos en torno a la sexta semana. Habían desaparecido las ganas. Después aprendí que el motivo que se escondía tras este cambio era la ausencia de alimentos procesados y de azúcar en mi dieta. Estas sustancias adictivas eran las que provocaban mi ganas de querer comer más. Sin ellas, me saciaba antes y era raro que sintiera la necesidad de comer.

El difunto Allen Carr es el responsable de haber salvado las vidas de millones de personas y es probable que nunca hayas oído hablar de él. Escribió el superventas Easyway to Stop Smoking. Más tarde, también escribió Easyway to Control Alcohol y Easyway to Lose Weight.

En su libro sobre la pérdida de peso escribió:

“La gran mayoría de las comidas que tomamos durante nuestra vida no son tanto una decisión personal, sino el resultado de un condicionamiento de nacimiento”.

La madre naturaleza hizo que tuviéramos hambre para que pudiéramos saber cuándo debemos comer. También creó la sensación de saciedad para que supiéramos cuándo parar. Excepto los animales domésticos y los animales que se sobrealimentan para prepararse para la hibernación, somos la única especie que come en exceso y sin miramientos.

Este comportamiento voraz ejerce una enorme presión sobre el hígado, que a cambio reduce su eficacia al descomponer sustancias químicas, lo cual permite que muchas más permanezcan en el torrente sanguíneo.

Andrew Lichtenberger es conocido por ser uno de los mejores jugadores de su generación, pero no mucha gente sabe que padeció numerosas dolencias relacionadas con los hábitos alimenticios. Con el tiempo dejó de comer alimentos procesados y siguió una dieta de alimentos integrales. Su cuerpo cambió. Solo comía cuando tenía hambre y no se sentía hambriento con tanta frecuencia como antes.

“No tenía tanta hambre gracias a las reservas de energía que producía mi elección de alimentos integrales”, declaró Lichtenberger. “La diferencia en comparación con la comida procesada es enorme. Mucha de esta comida procesada en exceso carece de los nutrientes saludables necesarios para activar tu cuerpo, así que es normal que siempre tengas ganas de comer más”.

Come solo cuando tengas hambre.

Deja de comer cuando no la tengas.

Adiós al alcohol

Lo mejor es acabar completamente con el alcohol durante la dieta depurativa para el hígado de ocho semanas. Sin embargo, puedes beber con moderación, aunque tendrás que aumentar el tiempo de la dieta cada vez que lo hagas. 

Cuando empecé con la dieta depurativa para el hígado, ya había dejado de beber. Era adicto. El alcohol se había hecho con el control de mi vida. Los pilares de mi vida se venían abajo, incluidos los que rodeaban al poker. 

Al hígado le resultaba muy difícil descomponer el alcohol. Produce estrés oxidativo. Las células resultan dañadas, lo cual provoca inflamación y, en los casos graves, cirrosis hepática. El alcohol también afecta a los intestinos. El resultado es un aumento de las bacterias intestinales en el hígado que da lugar a los mismos problemas antes descritos.

Si bebes alcohol con regularidad, puedes aumentar el riesgo de desarrollar una enfermedad hepática. 

¿Cómo va a funcionar el hígado, el órgano más importante del cuerpo, a su máxima capacidad si está cicatrizado o enfermo?

El alcohol no solo afectará directamente a tu hígado y a tu rendimiento en las mesas, sino que la naturaleza adictiva de la sustancia podrá llevarte también al consumo de otras drogas, como fue el caso del excampeón del Main Event de la World Series of Poker (WSOP), Greg Merson.

“El alcohol es una droga de iniciación y, en cierto modo, una de las peores porque está socialmente aceptada”, declaró Merson. “Es una enfermedad lenta, deliberada y única ya que su aceptación la convierte en algo 'normal' en la vida. Estoy seguro de que el alcohol contribuyó a mi recaída”.

Elimina el azúcar

Según el sitio web de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2014 más de 1.900 millones de adultos tenían sobrepeso y 600 millones eran obesos. 42 millones de niños menores de cinco años eran obesos. Por primera vez en la historia, estamos viviendo un increíble cambio que está haciendo que mueran más personas por enfermedades relacionadas con la obesidad que por malnutrición. 

En el sensacional libro Fat Chance, de Robert Lustig, escribe:

“En los próximos 15 años, las enfermedades provocadas por los alimentos que consumimos costarán más de $7 trillones a los países de renta media baja”.

La comida ha dejado de ser solo un sustento para la vida. Se crea para ser una sustancia adictiva. La calidad de lo que nos llevamos a la boca determina la cantidad de lo que comemos. La principal causa de estos problemas es el azúcar.

Los postres no siempre hacen que la vida sea más dulce.

En un podcast reciente de Bulletproof Radio, David Ludwig dijo acerca de la comida: “Sobrealimentarnos no nos hace engordar. El proceso de engorde contribuye a sobrealimentarnos”.

El hígado convierte los azúcares refinados en el horrible colesterol llamado triglicéridos y LDL. La grasa no puede escapar. Se almacena dentro de las células que rodean a los órganos vitales y en zonas de retención como el abdomen, los muslos y el trasero.

Si el nivel de triglicéridos en sangre es demasiado alto, debido a un consumo excesivo de azúcar, aumentarán las probabilidades de enfermedades cardiovasculares y de coágulos sanguíneos. 

Una dieta alta en azúcares también puede reducir la producción de una sustancia química cerebral llamada Brain-Derived Neurotrophic Factor (BDNF). Sin esta sustancia química no podemos crear nuevos recuerdos o aprender correctamente; dos importantes herramientas necesarias para ser un gran jugador de poker.

Dejar el azúcar es difícil. Pero una vez que aguantas la parte más complicada, te sientes mucho mejor. La ausencia de azúcar en la dieta te permitirá relajarte mucho más, comer solo cuando tengas hambre y parar cuando estés saciado. 

Fíjate en el jugador de poker profesional Paul Vas Nunes. Paul es diabético de tipo 1 y depende de la insulina. Su enfermedad hace que tenga una enorme consciencia de lo que los niveles de azúcar en sangre hacen a su cuerpo.

“Siento que mi concentración empeora cuando mis niveles de azúcar en sangre son altos. Algo parecido sucede cuando son bajos. Si mis niveles de azúcar están donde deben, juego mucho mejor”, afirma Vas Nunes.

Bebe mucha agua

Así que si no puedes beber alcohol ni refrescos, ¿qué puedes beber? Estamos diseñados para beber solo una cosa: agua.

Asegúrate de beber al menos 12 vasos de agua al día. Hace que tu sistema fluya y limpia el hígado y los riñones. 

Andrew Lichtenberger, asegura que beber mucha agua es una de las principales causas que se esconde tras su reciente recuperación de forma. 

“Crecí con una gran cantidad de problemas de salud físicos”, declara Lichtenberger. “Decidí cambiar mis hábitos alimentarios. Dejé de lado los alimentos procesados con ingredientes modificados. Comencé una dieta vegana que hace especial hincapié en el consumo elevado de agua. Me siento más fuerte, sano y mucho más atento”.
 

El estrés y la ansiedad

No comas cuando estés en un torneo. Si comes cuando estás estresado, la sangre se desviará de los intestinos y del hígado y hará que adoptes ese desagradable aspecto barrigón y tengas una mala digestión. Si estás hinchado con frecuencia, algo que va disminuyendo durante la dieta depurativa para el hígado, se suele deber a que comes cuando estás estresado.

Toma la delantera. Puedes evitar este problema reduciendo el estrés. El poker es cada vez más difícil. Es más complicado vencer en los juegos. Con solo tus habilidades técnicas, ya no tienes esa ventaja. Es tu salud y el mindlfulness. 

En el libro Excelling in No Limit Hold’em de Jonathan Little y Cía., Evan Jarvis escribe:

“No puedes controlar las cartas y el comportamiento de otra gente. No pierdas el tiempo quejándote de un mal river o del tipo que no sabe cómo tratar a otros jugadores. Si estás pensando en estas cosas, no estarás pendiente de tu principal objetivo y tu juego lo sufrirá”.

La meditación, el yoga y la tranquilidad son excelentes formas decontrolar el estrés y la ansiedad. El Poker Mind Coach, Elliot Roe, cuenta con un gran número de programas de audio sobre meditación/preparación con los que ayudarte a prepararte para las sesiones de poker y a reducir el estrés y la ansiedad.

“La ansiedad, tanto dentro como fuera de la mesa, es un factor determinante a la hora de alejar a los jugadores de su máximo rendimiento”, afirma Roe en su sitio web PokerMindCoach.

 

Come productos orgánicos siempre que puedas

¿Has ido al mercado y has visto toda la cantidad de alimentos que hay? Pregúntate a ti mismo: “¿cómo podemos seguir produciendo esta cantidad de comida con una población mundial en aumento?”. 

Es un problema que ya tiene solución gracias al nacimiento del conglomerado de industrias alimentarias. El valor nutricional de los alimentos ha disminuido al igual que la calidad de la tierra se ha ido degradado a lo largo del tiempo. Cada vez se añaden más sustancias químicas y conservantes artificiales para aumentar la caducidad de los alimentos. Todos estos cambios ejercen mayor presión sobre el hígado.

Consume productos orgánicos y frescos siempre que puedas. Yo pido los míos a través de una empresa llamada Abel & Cole. Es una maravilla, especialmente cuando juegas al poker online, porque ya que no tienes el problema de tener que ir al supermercado a buscar el producto adecuado.

“La alimentación del cuerpo humano es un proceso sencillo”, ha escrito Lichtenberger en The Yoga of Poker, “pero si desconectamos de los recursos necesarios para seguir una alimentación adecuada, tenemos que volver a la fuente. Conectar con la fuente de la vida (la naturaleza) es la técnica más antigua para prosperar como personas”.
 

Diversifica el consumo de proteínas

El único tipo de carne que se permite durante la dieta depurativa para el hígado es el pollo. La carne roja es muy grasa y afecta negativamente al hígado. Yo solo comí pollo durante la primera y la última quincena de la dieta depurativa para el hígado. Puedes comer ciertos tipos de pescado.

Antes de la dieta depurativa para el hígado, obtenía la mayoría de las proteínas a través de la carne y, al igual que la mayoría de la gente, pensaba que me moriría sin ella. En cambio, me sentí liberado después de estar ocho semanas sin comer carne roja. 

Otras fuentes de proteínas son: las legumbres como las judías, los garbanzos y las lentejas; los cereales, las semillas y los frutos secos; los huevos, la fruta y las verduras como el aguacate, las espinacas y el brócoli. 

Todos estos alimentos ricos en proteínas poseen excelentes propiedades depurativas para el hígado. Por no mencionar que ayudan a crear un mejor entorno en la barriga, lo cual lleva a mejoras significativas en el cerebro. 

Conforme los beneficios de una dieta saludable han empezado a dar resultados en la gente, hay un sector cada vez mayor dentro de la comunidad de poker que está optando por seguir una dieta sin carne o, al menos, por consumir carne de animales que hayan sido criados y tratados humanamente. 

Daniel Negreanu y Andrew Lichtenberger no obtienen las proteínas de la carne y sus carreras no se han visto afectadas.

Deja las grasas “malas”

Crecí comiendo patatas fritas con todas las comidas. Mis padres tenían una freidora enorme llena de grasa. Permanecía allí durante días y siempre se recalentaba. Cuando freían algo, mis padres solo utilizaban aceites altos en grasas poliinsaturadas Omega 6, como el aceite vegetal. Esto es MALO. Afectan muy negativamente al hígado.

Consumir esta porquería es como agarrar el hígado con tus manos e ir quitándole la vida. No puede funcionar si no puede respirar. No obstante, las grasas saludables son fundamentales para que el hígado funcione. El aceite de coco se ha convertido en un elemento fundamental de mi dieta. También puedes utilizar ghee, una mantequilla clarificada, o buenos aceites de oliva. 

El predominio de las grasas malas es especialmente problemático durante el circuito de poker en vivo. Para asegurarte de no estar obligado a tomar alimentos que te hagan tener un rendimiento bajo en las mesas, ve preparado. Lleva la comida contigo y mucha fruta y frutos secos para picotear entre horas. Siempre me llevo un batido de gran valor nutritivo. Me llena y me permite mantenerme al máximo nivel. 

Si comes en un casino, no tengas miedo de preguntar con qué tipo de aceite preparan las comidas y si disponen de otras opciones.

 

Resumen 

  • El hígado es uno de los órganos más importante del cuerpo. Es fundamental cuidarlo. 
  • Debes estar bien preparado cuando realices la dieta depurativa para el hígado. 
  • No percibí la pérdida de peso hasta finales de la sexta semana y esta fue significativa. 
  • Gran parte de la ansiedad por los alimentos se reduce a finales de la octava semana. 
  • Actualmente sigo sin tomar azúcares. 
  • Jamás tomo alcohol. 
  • No tengo ganas de comer carne. 
  • Soy vegano.

A continuación, se incluye una lista de enfermedades asociadas con un mal funcionamiento del hígado. No se trata de una lista exhaustiva. Sino que se centra en los síntomas que más pueden afectar a los jugadores de poker. 

  • Indigestión
  • Reflujo ácido
  • Hemorroides
  • Hinchazón
  • Estreñimiento
  • Depresión
  • Trastornos del estado de ánimo
  • Enfado
  • Irritabilidad
  • Poca concentración
  • Aumento de peso
  • Órganos adiposos

 La dieta depurativa para el hígado de ocho semanas es complicada. Ve poco a poco. Prueba una semana. Después, prueba una quincena. Cada vez es más difícil ganar el juego. Es más complicado conseguir ventaja. Es hora de empezar a buscarla donde otros no lo han hecho.

Es hora de empezar a buscarla en el hígado.

¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar