Omaha y Hold'em – ¿Cuáles son las diferencias?

Font Size
A A A
Las dos variantes de poker más populares de hoy en día son Texas Hold'em y Omaha. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre ellas? Y ¿cuál de las dos es la mejor para jugar?
Para empezar lo mejor es simplemente leer las reglas de las dos variantes. En términos de apuestas, los juegos son casi idénticos. Hay 4 tipos de apuestas, antes del flop, flop, turn y river. 
También encontraremos que los rangos de las manos de los dos juegos son completamente idénticos, siendo la Escalera Real la mejor mano posible en ambas variantes.

Omaha vs. Hold'em - Las Reglas

Entonces, ¿dónde está realmente la principal diferencia entre las variantes?
La primera diferencia entre el poker Omaha y el Texas Hold’em es el número de hole cards (cartas de mano) que recibe cada jugador antes del flop. En el Texas Hold’em, cada jugador recibe dos cartas. Pero, en el poker Omaha, cada jugador recibe cuatro hole cards (cartas de mano). Esto significa que el jugador puede tener muy buenas manos en Omaha de forma mucho más fácil.
La segunda diferencia es que debemos usar exactamente 2 hole cards (cartas de mano) en Omaha. En ambas variantes, cualquier mano de poker siempre consta de 5 cartas. Estas manos serán una combinación de hole cards (cartas de mano) y cartas comunes. Cómo usamos nuestras hole cards (cartas de mano) para formar la mano de 5 cartas son distintas en Hold'em y Omaha. 
En Hold'em podemos usar ambas, una o ninguna de nuestras cartas para formar una mano. Por ejemplo, si hay 4 corazones en la mesa y tenemos el As de Corazones como una de nuestras hole cards (cartas de mano), tenemos color en Hold'em. En Omaha, siempre debemos utilizar precisamente 2 de nuestras 4 hole cards (cartas de mano), ni más ni menos. 
Así que, si hay 4 corazones en la mesa en Omaha y tenemos el As de Corazones, solo tendremos color si también tenemos otra carta de Corazones. Si el As de Corazones es la única hole card (carta de mano) que tenemos, es imposible formar un color de corazón, no importa cuántos corazones hayan en las cartas comunes.

Omaha vs. Hold'em - La estructura de apuestas

Es posible jugar Omaha y Hold'em con cualquier estructura de apuestas que nos guste, ya sea no-limit (sin límites), pot-limit (pozo limitado) o fixed-limit (límite fijo). Sin embargo, ambas variaciones tienen una estructura de apuestas popular que se usa con más frecuencia. La estructura de apuestas preferida para Hold'em es no-limit, mientras que la estructura de apuestas preferida para Omaha es, por lo general, pot-limit.
Muchos jugadores se sienten atraídos por los juegos no-limit debido a la emoción. Antes, el poker se jugaba con más frecuencia en un formato de fixed-limit. Hold'em atrajo a grandes multitudes por el entusiasmo que producía saber que todas las fichas podrían perderse en cualquier momento y se jugaba con más frecuencia en formato no-limit.
La estructura de apuestas es una de las razones por las que Hold'em sigue siendo actualmente más popular que Omaha; muchos prefieren el formato no-limit del Hold'em. Es posible encontrar juegos de Omaha No-limit en línea, aunque estos muy pocos y poco frecuentes.

Omaha vs. Hold'em - Formar manos

Si bien el Hold'em normalmente tiene la estructura de apuestas a su favor, a muchos jugadores les gusta el hecho de que sea más fácil formar muy buenas manos en Omaha. No se necesita ser un genio para calcular que si tenemos 4 cartas en lugar de 2, será más fácil formar escaleras y mejores manos. 
A menudo podemos ver que los juegos de Omaha generan mucha acción. Es probable que los jugadores se aferren más a sus manos y no quieran retirarse, especialmente si tienen historia en Hold'em. Esta acción adicional suele provenir del hecho de que el jugador promedio no entiende muy bien la fuerza relativa de la mano. Sin embargo, en una mesa con profesionales especializadas en Omaha, es posible que no veamos un gran aumento en la acción relativa al Hold'em.
Por ejemplo, AA es obviamente una mano asombrosa antes del flop en el Hold'em y aún es buena en Omaha. Pero las otras dos hole cards (cartas de mano) son muy importantes en Omaha y, en la mayoría de los casos, AAxx en Omaha no es tan buena como AA en Hold'em. 
Un error común que los nuevos jugadores cometen es sobreactuar enormemente el AAxx en Omaha, que es una de las razones del aumento de la acción. Un jugador profesional de Omaha se da cuenta de que una mano con AAxx con dos cartas distintas se deben jugar con mucha precaución.

Omaha vs. Hold'em - Complejidad

Existe un cierto debate sobre cuál de las dos variantes es la más compleja. Por un lado, Omaha tiene cuatro cartas, pero por otro lado, los jugadores de Hold'em pueden beneficiarse de una gama mucho mayor de diferentes apuestas. No hay duda de que el No-limit del Omaha es más complejo que el No-limit del Hold'em, pero es menos claro de si el Pot-limit del Omaha es más complejo que el No-limit del Hold'em.
Ya que la mayoría de los jugadores no hacen uso de todas las posibles apuestas de todas formas, a todos los efectos, Omaha es mucho más complejo para un jugador nuevo. Es relativamente sencillo ver cómo dos cartas interactúan con el flop en un juego de Hold'em, pero es mucho más involucrado ver cómo interactúan cuatro cartas. 
A menudo nos encontraremos tratando de seguir las múltiples manos a la vez, mientras ponemos a nuestro oponente en un rango de manos de cuatro cartas en lugar de dos. Para un jugador nuevo, puede incluso ser un reto calcular con exactitud qué mano tienen en realidad. Es bastante fácil perder las manos y también pensar que tenemos una mano lista para ganar cuando en realidad no la tenemos. Este escenario también pasa en Hold'em, pero con menos frecuencia.
Hold'em sigue siendo el juego de póker número uno por su complejidad de formar una mano. El viejo proverbio es cierto; El póker es fácil de aprender, pero complicado de dominar. Es muy simple aprender las reglas y los rangos de manos en el Hold'em. Te demorarás más en el Omaha. Esto puede ser bueno o malo. Muchos jugadores disfrutan del nivel añadido de complejidad. Otros lo ven como un obstáculo que les impide disfrutar plenamente de su experiencia de poker.

Omaha vs. Hold’em – Nivel de dificultad

El nivel de dificultad en el No-limit del Hold'em ha aumentado exponencialmente en los últimos 10 años. Aún es posible ganar en los juegos de límite más alto, pero se necesita mucha dedicación y disciplina. Ganar el límite alto del Pot-limit de Omaha tampoco es un camino de rosas, pero es mucho más fácil que ganarle al No-limit del Hold'em. En otras palabras, el jugador promedio del Omaha es mucho peor que el jugador promedio del Hold'em. Esto significa que la fase de aprendizaje del Omaha es menos intensa, suponiendo que queremos ganar mucho dinero.
Esto se debe en su mayoría porque el Hold'em todavía es mucho más popular que el Omaha en la actualidad. Hay más recursos de aprendizaje para el Hold'em que el Omaha, lo que significa que el ambiente es más competitivo y uno tiene que ser más fuerte para sobrevivir. 
Si nuestro objetivo es simplemente ganar buenos ingresos en las mesas de poker, entonces el Omaha podría ser una mejor opción. La desventaja es que hay, por lo general, menos juegos de Omaha disponibles. Si entramos en un casino convencional, por ejemplo, no hay garantía de que haya partidas de Omaha disponibles, pero casi siempre habrá de Hold'em. 
Es bueno poder jugar más de una variante, incluso si nos especializamos principalmente en una.

Entonces, ¿qué debemos jugar?

No hay una respuesta correcta o incorrecta; ambas son buenas variantes para jugar y es posible ganar una buena cantidad de dinero en ambas. Hold'em es la más popular y la más fácil de aprender de los dos. Omaha es más complejo, pero las ganancias pueden ser mucho más altas si lo jugamos bien. 
Puede ser una gran idea aprender ambas, ya que las normas de una variante nos pueden servir en la otra y así reforzar nuestras habilidades.
¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar