Cómo asignar rangos a tus oponentes

Autor:
Font Size
A A A

Si has jugado bastante póker, sin duda alguna te has encontrado en una situación en la que alguien apostó all-in antes del flop solo para que su oponente diga “Te coloco entre A-K, así igualo con mi par pequeño”. Muy probablemente, el jugador que haya igualado la apuesta con el par pequeño no entienda el concepto de colocar a los oponentes en un rango de manos.

Por ejemplo, supongamos que un jugador conservador y directo con una pila de $200 en un juego de $1/$2 sube la apuesta a $6 desde la primera posición. Es importante darse cuenta de que este jugador haría una subida de $6 con un rango de manos, no una mano específica. Aun cuando tenga una mano específica en este momento, esto no importa ya que no tienes manera de conocer exactamente qué es lo que tiene. 

El hecho de que tu oponente haya subido la apuesta te permite comenzar a eliminar inmediatamente manos de entre todas las posibles. Sobre la suposición de que tu evaluación de que tu oponente es conservador y directo sea correcta, casi con seguridad se retirará con sus peores manos. Muy probablemente también se retire con manos marginales, tales como A-7 y Q-9, ya que está en primera posición. 

Te darás cuenta de que los jugadores más conservadores y directos suben la apuesta en un rango similar a este:

Cómo funcionan los rangos

Observa que este rango implica que tu oponente sube la apuesta en cada mano que planea jugar, lo que significa que nunca igualará la apuesta. Es importante formular un rango para cada jugador según sus tendencias específicas. Si el oponente en cambio igualara la apuesta en las peores manos de este rango o si fuera un maníaco que sube la apuesta con una amplia variedad de manos inútiles, nuestra evaluación de la situación cambiaría drásticamente.

Continuemos con el ejemplo anterior (recuerda nuestro jugador conservador y directo que abrió subiendo la apuesta en la primera posición). →

Tú tienes 9s-9c y decides igualar la apuesta en el botón.

Todos los demás se retiran.

El flop es Kc-8d-5s.

Tu oponente hace una apuesta de continuación de $10 en el pozo de $15.

Supongamos que sabes que a tu oponente le gusta hacer una apuesta de continuación en el flop con todas sus posibles manos cuando es el agresor antes del flop, lo que significa que no puedes limitar su rango en absoluto. Cuando juegas contra jugadores que apuestan con algunas manos y pasan con otras, su acción te dará información, lo que te permitirá limitar el rango.

Con una calculadora de ganancias de póker, podrás darte cuenta de que tu 9-9 ganará el 46 % de las veces en relación con ese rango supuesto, incluso si hay un rey en el flop.

(Nota: Todos los porcentajes en este artículo se obtienen con una calculadora de ganancias de póker gratuita).

Si bien estás “atrás” en este momento, igualar la apuesta es la jugada correcta dadas las pot odds que tienes. Tienes que igualar los $10 para ganar el pozo de $15, además de la apuesta de $10 de tu oponente, además de los $10 que tú colocarás, lo que significa que solo necesitas ganar 10/35 = 29 % de las veces.

Sabiendo que tienes la mejor mano el 46 % de las veces y solo necesitas ganar el 29 % de las veces, deberías igualar la apuesta. Es importante que te des cuenta de que no igualamos la apuesta porque ”pusimos al oponente en A-Q”, como la mayoría de los aficionados hacen. Tampoco nos retiramos porque "creemos que tiene ”K-Q”.

Ajusta tu rango según las tendencias de tu oponente

El turn es (Kc-8d-5s)-4c.

Supongamos que sabes que tu oponente juega muy directamente en el turn y en el river, y que apuesta cuando cree que tiene la mejor mano y pasa cuando tiene una mano marginal o cuando no tiene nada. Si tu oponente apuesta, deberías retirarte, ya que esa apuesta limita el rango a los pares más altos y las mejores manos.

Ya que te derrota el par más alto, la decisión de retirarte se toma fácilmente. Incluso si tu oponente tuviera proyectos de color o algunos posibles pares del medio en el turn, la decisión de retirarte también sería fácil, ya que perderías contra la mayor parte de ese rango. Probablemente ganarías alrededor del 4 % de las veces si te enfrentaras a una apuesta en el turn, lo cual no es suficiente para justificar igualar la apuesta. El rango para apostar en el turn de este oponente específico sería aproximadamente este:

Si en cambio tu oponente pasa, puedes dejar todos los pares más altos y las mejores manos fuera del rango. Te deberían quedar todas las manos que sean peores que los pares más altos y en relación con ese rango, ganarías un 69 % de las veces.

El rango para pasar en el turn de este oponente específico sería aproximadamente este:

Observa que si bien hay algunas manos en el rango de tu oponente contra las que perderías, tales como Q-Q, Q-Q y T-T, puedes ganarle a la mayor parte. Una vez que tengas el rango de tu oponente derrotado, y si hay numerosas cartas en el river que podrían hacer que tu mano sea mucho peor, tales como algún as, reina, jota o diez, entonces debes apostar.

En esta situación, deberías apostar aproximadamente $18 en el pozo de $35. Este valor de apuesta le dará a tu oponente las pot odds incorrectas para igualar la apuesta con cualquier mano que no tenga pares al mismo tiempo que lo persuade con las manos de un par marginales que ganes. Además, en los casos en los que te gane, no perderás demasiado dinero. Hacer apuestas de gran valor en esta situación sería un gran error, ya que tu oponente solo igualaría tu apuesta en el turn cuando estés derrotado. Siempre asegúrate de darle a tu oponente una oportunidad real de cometer un error.

Pero por supuesto, el póker no siempre es así de simple. En esta situación, los oponentes más fuertes elegirían pasar todo su rango en el turn. Observa que si el rango para pasar en el turn es exactamente el mismo que el rango para hacer apuestas de continuación en el flop, el cual es el mismo que el rango para subir la apuesta antes del flop, tú tendrás la mejor mano el 50 % de la veces en el turn, lo que te colocaría en una situación marginal.

En esta situación, la acción de pasar hace que tu oponente sea alguien difícil contra quien jugar. Además, si apuesta en el turn con todo su rango, también tendrías que tomar una decisión difícil.

Coloca a tus oponentes en situaciones difíciles 

Es importante colocar a tus oponentes en situaciones difíciles haciendo tu rango lo más amplio que sea razonablemente posible. Puedes lograr esto jugando gran parte de tu rango de la misma manera. Un error típico que los aficionados cometen es subir la apuesta hasta 3 ciegas grandes antes del flop con todas las manos con las que creen que pueden ganar, además de exactamente J-J y T-T, para las que optan por subir la apuesta hasta 5 ciegas grandes. Los oponentes que observan se darán cuenta de que cuando suban la apuesta a 5 ciegas grandes, tendrán exactamente J-J o T-T, lo que hará que sea increíblemente fácil jugar contra ellos.

Otro típico error que los aficionados comenten es hacer una apuesta de continuación en el flop con todas sus manos, además de las manos que son absolutamente las mejores. Los oponentes se darán cuenta de que cuando apuestan, no pueden tener las mejores manos posibles, lo que debilitará considerablemente su rango para hacer apuestas de continuación en el flop y reforzará su rango para pasar. Ten en cuenta que este error se puede corregir fácilmente pasando tanto con tus mejores manos como con tus peores manos. Esta estrategia mantendrá tanto tu rango para apostar como tu rango para pasar razonablemente fuertes. En el póker, rara vez querrás realizar una acción que sea extremadamente fuerte o extremadamente débil.

Una vez dicho todo esto, si tus oponentes no tienen en cuenta lo que haces y simplemente juegan sus cartas de una manera abierta, “proteger” tus rangos manteniéndolos razonablemente fuertes es por lo general un ajuste innecesario. Si a tus oponentes solo les importa sus dos cartas, simplemente emplea una estrategia fuerte, conservadora y agresiva, y derrótalos.

Sin embargo, a medida que avances en el juego y juegues contra una oposición más fuerte, los conceptos de colocar a tu oponente en un rango y ocultar el tuyo se vuelven sumamente importantes.

Asegúrate de leer mi próximo artículo en el que analizaremos cómo evitar el juego sin control y dejar de tener un enfoque orientado a los resultados.

¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar