Cómo jugar un proyecto de color

Font Size
A A A

¿Qué es un color?

Un color es una mano de cinco cartas, todas del mismo palo. Vale más que una escalera, pero menos que un full. En una secuencia numérica, se convierte en la escalera de color que le gana a todo.

Los proyectos de color son una de las mejores maneras, fuertes y lindas, de obtener dinero en No Limit Hold’em. Arma uno y lograrás que tríos, doble parejas y escaleras te den fichas de mala gana, obligados a igualar en el river contra tu monstruo.

Puedes armar un color usando una o ambas hole cards (cartas de mano), pero, naturalmente, es mucho más probable que armes un color si tienes dos cartas del mismo palo. Los colores se clasifican según el orden de la carta del mismo palo más alta que puedas traer para voltear. Si la mesa es Ah-5h-10s-7h-9h, el jugador que tenga Kh-Qc le ganaría al jugador que tenga Qh-Jh, a pesar de que el color de reina alta hubiera estado ganando en el turn.

Es muy poco frecuente que puedas completar el color en el flop, por lo que te verás persiguiéndolo en una de tres situaciones. Primero, es posible que hayas aumentado la apuesta con una mano ganadora, la cual también resulte ser del mismo palo como Ah-Kh o As-Qs. Segundo, es posible que hayas igualado con conectores del mismo palo como 9c-8c o 10d-Jd y, por último, puedes tener un gran par como Ks-Kc y llega el flop con todas espadas o todos tréboles. Es posible que llegues a cada grupo de manera diferente en algún punto y que cada uno deba jugarse teniendo en cuenta diferentes consideraciones.

Fuerza en números

Como regla de oro, debes subir la apuesta con ases grandes del mismo palo en el pre-flop e intentar meterte de manera barata con conectores del mismo palo. ¿Por qué? Las cartas altas del mismo palo son fuertes, sin importar que sean del mismo palo, y no necesariamente se basan en su potencial de color para hacer una mano ganadora. Los conectores del mismo palo son mucho más débiles y no pueden soportar mucha acción antes del flop, por lo que solo debes ver el flop si puedes meterte sin gastar mucho en una última posición. Tu posición es fundamental, ya que significa que puedes ver lo que los demás están haciendo en el flop antes de tener que tomar una decisión.

Armar un proyecto de color

Si tienes suficiente suerte para armar u proyecto de color en el flop, tienes dos consideraciones importantes: cómo hacer que te paguen y cómo asegurarte de proteger tu mano. Es un acto de equilibrio delicado. Si tienes un color bajo, es importante robarle a los jugadores el as o el rey para que mejoren el precio incorrecto y, así, igualar, pero no mucho para no asustarlos. Juega más rápido en un pozo múltiple, pero considera jugar lento contra un jugador agresivo que sube la apuesta en el pre-flop.

Hay dos maneras de jugar un proyecto de color en el flop: lento o rápido. Juega lento pasando e igualando pequeñas apuestas en el flop y turn. Asegúrate de no estar pagando más de lo necesario. Las probabilidades que ofrece el pozo (las chances de lograrlo en la próxima carta) son casi 4/1 en contra, mientras la posibilidad de armar el color desde el flop hasta el river es casi del 35 %; por ello, asegúrate de no contribuir mucho más. Puedes tener en cuenta el hecho de que tienes buenas odds implícitas (te plantas para obtener incluso más fichas si logras ganar en tu mano). Lamentablemente, los jugadores suelen parar cuando la mesa completa un proyecto de color. Es mejor pasar-igualar cuando tu proyecto de color es la única manera de ganar y te enfrentas a jugadores que no pueden dejar una mano.

Si tienes un proyecto de color en el flop con cartas más altas o con una pareja superior, puedes ser algo más audaz. Apuesta el flop o pasa-aumenta, especialmente contra un jugador agresivo. Si metes grandes proyectos de combinación, puedes bajar el pozo de inmediato, incluso cuando los que te igualaron aún tienen muchas posibilidades. 

Claro que, a menudo, perderás tu proyecto y, en este punto, necesitas evaluar si puedes sacar a tus oponentes del pozo. Si siempre has estado pasado-igualando, tu farol será menos creíble. Determina qué tipo de oponente es al que te estás enfrentando, ya que, en ocasiones, puede ser mejor parar, mientras que otras veces puedes ver un buen pozo envidando un farol para ir all-in. El juicio es todo.

Las estadísticas

¿Qué posibilidades hay de completar un proyecto de escalera de color con final abierto? 8,42 %

¿Con cuánta frecuencia llegarás a un proyecto de color después del flop? 34,97 %

¿Con qué frecuencia armarás un color en el flop con dos cartas del mismo palo en tu mano? 0,84 %

Si tienes dos cartas del mismo palo, ¿con qué frecuencia llegarán dos más de ese palo en el flop? 11,79 %

¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar