Las desventajas de la vida de un profesional del poker

Autor:
Font Size
A A A
Cómo convertirse en un profesional del poker El poker puede ser una forma maravillosa de ganarse la vida, pero eso no significa que sea fácil o realista. Conoce a Kara Scott y Rupert Elder

En el principio de este eBook, mencionamos cómo los programas de televisión y los medios de comunicación han glorificado la vida del jugador de poker. Sin embargo, seguimos diciendo que la vida de un jugador de poker no es siempre “juego y diversión”. Hay muchos momentos buenos, ¡pero la vida del jugador es realmente dura!

En esta sección veremos los pros y los contras del estilo de vida del jugador de poker profesional para que sepas qué te espera al profesionalizarte.

Los pros y los contras:

Pros

Contras

  •         Eliges tu propio horario

  •         Haces algo que te apasiona

  •         Tienes gran control sobre tus ganancias anuales

  •         Puedes obtener ganancias enormes

  •         Puedes ganar fama y notoriedad

  •         La edad no importa

  •         Libertad

  •         Jugar con apuestas bajas sin arriesgarse demasiado y ganar puede ser agotador

  •         Puedes perder días, semanas, meses o años (según la varianza)

  •         Tu familia puede estar en contra de las apuestas

  •         Es fácil dejar de lado la vida social

  •         Es fácil dejar de lado todo lo que no sea el poker

  •         Tienes un estilo de vida sedentario

Comencemos con los pros

  • Eliges tu propio horario: Ser jugador de poker significa que serás tu propio jefe. Puedes elegir a qué, cuándo, cuánto y dónde juegas. Tener estas opciones es un verdadero lujo. Puedes decidir jugar solo cuando te sientas bien. Por otra parte, también puedes decidir dejar de jugar cuando quieras (por ejemplo, si no estás jugando bien, si estás cansado o si necesitas tomarte un respiro). Por último, poder elegir cuándo jugar significa que tienes libertad total para decidir en qué quieres invertir tu tiempo.

  • Hacer algo que te apasiona: Casi todos los jugadores de poker profesionales sienten un gran amor y pasión por el juego. A pesar de todos los altibajos por los que se pasa, el amor por el juego siempre les hace volver a él. Hacer algo que te apasiona todos los días (como jugar al poker) puede tener un impacto muy satisfactorio en tu vida.

  • Tienes gran control sobre tus ganancias anuales: La mayoría de las personas son empleados de diferentes empresas y su sueldo lo imponen sus superiores. Al ser tu propio jefe, tienes un mayor control sobre cuánto dinero ganarás al año con el poker. La calidad de tus jugadas tiene un papel importante en esto. Si estás alerta, juegas bien y tomas buenas decisiones, probablemente ganarás más dinero que si no lo haces. Lo mucho (o lo poco) que decidas jugar tendrá un impacto directo sobre tus ganancias.

  • Puedes obtener tener ganancias enormes: Poder decir que has ganado en un día más de lo que la mayoría de la gente gana en un año puede hacerte sentir muy bien. Esto es una posibilidad real gracias a las estructuras de pagos y pozos de premios de algunos torneos. Estas enormes ganancias pueden hacer crecer tu cuenta y permitirte tener gastos extras o dinero para viajar en el futuro.

  • Puedes ganar fama y notoriedad: Ganar premios de poker puede ser un logro muy prestigioso y satisfactorio en tu carrera. Según la popularidad del evento, una gran victoria puede dar a un jugador reconocimiento instantáneo, de la noche a la mañana. Ser famoso y conocido en todo el mundo por los logros propios puede ser una ventaja para algunos jugadores.

  • La edad no importa: Da igual la edad, cualquiera puede jugar al poker y hacerlo bien. Se puede empezar a jugar a cualquier edad y trabajar rápido para desarrollar estrategias y habilidades ganadoras. Solía ser un juego de señores mayores, pero ahora se ha convertido en un juego para “jóvenes genios de las matemáticas”. Sin embargo, ¡la verdad es que cualquiera puede jugar, jugar bien y ganar mucho!

  • Libertad: Tener tiempo libre es una sensación maravillosa, pues puedes elegir cómo pasar tus días, jugando al poker, viajando o haciendo cualquier otra actividad divertida. Cuanto más ganes jugando al poker, mejor te sentirás y no tendrás la preocupación de tener que arreglártelas con bajos ingresos para llegar a fin de mes. Por último, aunque a veces sea un estilo de vida complicado, si lo haces bien, la libertad que te ofrece merece la pena.

Ahora los contras

  • Jugar con apuestas bajas sin arriesgarse demasiado y ganar puede ser agotador: Especialmente cuando estás pasando por un periodo de altibajos o manos mediocres, jugar con apuestas bajas y de forma constante sin arriesgarse demasiado y aun así ganar puede ser una forma muy complicada de ganarse la vida. La fatiga mental y la concentración constante requeridas para tomar decisiones óptimas en cada juego son agotadoras. Se vuelve incluso peor cuando juegas sesiones largas que exigen siempre la mayor concentración.

  • Puedes perder días, semanas, meses o años: Igual que habrá días buenos, también habrá malos, muy malos. Son los malos los que pueden convertir algo duro en más agotador de lo que ya es. Estos días malos también determinarán cómo de disciplinado eres como jugador de poker. Cuando pierdes o entras en un periodo de altibajos, ¿te hundes y pierdes todo o te tomas un descanso? Es muy importante que te mantengas mentalmente fuerte en todas las situaciones locas en las que te pondrá el poker.

  • Tu familia puede estar en contra de las apuestas: El poker se considera una forma de juego de apuestas, por lo que tus padres y familiares pueden no aprobar que hayas elegido dedicarte a ello. Esto les pasa incluso a algunos de los mejores jugadores profesionales. No tener ese apoyo puede ser muy perjudicial y tener un impacto negativo en tu personalidad, así como en tu vida.

  • Es fácil dejar de lado la vida social: Les ocurre más a quienes juegan online con apuestas bajas y de forma constante sin arriesgarse demasiado. Estar encerrado en casa, todo el día frente al PC, puede hacer que te conviertas en una especie de ermitaño. Las interacciones personales cara a cara estarán limitadas y las buenas amistades pueden ser escasas. Intenta esforzarte para tener una vida social medianamente sana a la vez que juegas al poker. Tu mente te lo agradecerá.

  • Es fácil dejar de lado todo lo que no sea el poker: El poker no solo hará que posiblemente te pierdas un vida social completa, también puede hacer que te lo pierdas todo. Jugar al poker puede ser un trabajo que lo consuma todo, incluyendo tu tiempo libre. ¡Si lo permites el poker puede ocupar todo tu tiempo! Desde sesiones extralargas hasta el estudio constante, los vídeos de poker, las revisiones de historiales de manos y discusiones con tus colegas de poker. Asegúrate de mantener el control del estilo de vida que quieres tener y no dejes que la parte adictiva del juego tome el control de tu vida.

  • Tienes un estilo de vida sedentario: Es parecido a un trabajo de oficina, los jugadores de poker normalmente están sentados siempre que juegan o estudian el juego (tanto en el juego online como en vivo). Este estilo de vida sedentario puede ser muy perjudicial. Cuando esto se une al hecho de que las opciones gastronómicas son normalmente platos de casino hipocalóricos y con mucha grasa o prácticos platos de comida rápida en casa, se ve la importancia de ser disciplinado a la hora de mantener un estilo de vida saludable. Haz deporte y come bien cada día para mantener tanto la mente como el cuerpo en forma para jugar al poker.

Al final del día, ser un jugador de poker profesional de éxito se reduce a ti. Tienes que tomar las decisiones acertadas, ser disciplinado y estar motivado y concentrado para hacer del poker una carrera provechosa.

En el apartado 6, veremos valiosos consejos para hacerse profesional de forma exitosa.

¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar