El ejercicio físico y el poker

Font Size
A A A

Es cierto que no vamos a descubrir nada nuevo diciendo que el ejercicio físico es muy beneficioso para la salud física y mental, pero ¿cómo está relacionado con el poker? 

Si damos una vista rápida por cualquier Poker Room del mundo, veremos que no se requieren grandes aptitudes físicas para jugar, aunque no todos tienen la capacidad de permanecer sentados durante largas horas realizando ejercicios mentales de memoria y estrategia.

El ejercicio físico no sólo ayuda al cuerpo, sino que también fortalece la mente, algo fundamental para este deporte. Por un lado, y como hemos planteado en anteriores artículos, la práctica del Yoga, por ejemplo, puede ayudar a vigorizar la concentración. 

A su vez, los deportes de alto impacto, como el crossfit o las artes marciales, también favorecen a nuestra capacidad de atención e incluso, pueden aliviar el estrés generado por las largas horas que duran las partidas.

Cada vez que nos disponemos a hacer algún ejercicio físico, como salir a correr, la circulación sanguínea aumenta y esta es muy importante para el cerebro, ya que nos permite pensar con más claridad, tener reflejos más rápidos, captar mejor los estímulos externos como los gestos o tics del adversario, entre otras cosas.

Incluso, como si además de ser un deporte mental, el poker fuera uno físico, es recomendable estirar los músculos antes y durante el tiempo que dure la partida, así como también levantarnos de vez en cuando de la mesa y caminar, ya sea para despejar la mente o, como dijimos en el párrafo anterior, favorecer a la circulación de la sangre.

La practica regular de un deporte físico, sea cual fuese, ayuda a liberar la tensión muscular, los que nos llevará a eliminar toda la resistencia nerviosa que podemos llegar a tener en nuestra mente.

La combinación de una práctica habitual de un ejercicio físico, mezclado con una buena alimentación, nos predispone de mejor manera a la hora de enfrentar una partida de poker así como también nos hará pensar con más claridad para tomar las múltiples decisiones que requiere este deporte mental. 

Por último, les dejamos una serie de consejos que pueden incrementar de manera exponencial el rendimiento, tanto físico como mental, cuando nos disponemos a jugar al poker: 

• Mantener la mesa lo más despejada y limpia posible.
• Dejar el móvil apagado o en silencio.
• Estirar los músculos (antes, durante y después de cada partida)
• Controlar el nivel de ruido ambiental (factor muy importante).
• Mantenerse hidratado (beber agua cada cierto tiempo).
• Controlar la temperatura (evitar tener la temperatura muy fría o caliente).
• Evitar la sensación de hambre (sin realizar comidas copiosas).

¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar