La conexión entre obras benéficas y poker

Autor:
Font Size
A A A

Está en el suelo, rodeada de un charco de sangre.

Es una pequeña y adorable niña de dos años. Sobre su frágil cuerpo descansa el inmenso peso de la rueda de una furgoneta. La furgoneta no se mueve. El conductor está valorando sus opciones. Se aleja con la furgoneta y deja a la niña desangrándose en el suelo.

Un hombre se acerca a la pequeña. Por fin, ayuda. Su salvador. Pasa de largo, ignorándola descaradamente. Ni siquiera la mira. Un segundo hombre pasa montado en su moto. Él sí que mira. Es lo único que hace. No se detiene.

Otra furgoneta se acerca y pasa por encima de las piernas de la niña. Finalmente, una persona encargada de la limpieza de la calle se para, llama a los servicios de emergencia, estos llegan y la niña muere.

Es una historia real.

El filósofo Peter Singer utilizó este suceso, recogido por un CCTV, en una charla de TED que tiene casi 1,3 millones de visualizaciones.

Tras mostrarle a su audiencia las perturbadoras imágenes, les pide que levanten la mano. Su pregunta es, ¿cuántos de vosotros os habríais parado y habríais ayudado a la niña? Como podrás imaginar, el estadio está repleto de manos levantadas.

En ese momento, Singer enseña los datos de un artículo de UNICEF del año 2012 que demuestra que ese mismo año murieron 6,9 millones de niños de 5 años o menos por incidentes relacionados con la pobreza que podrían haberse evitado. Si la desglosamos, la cifra equivale a 19.000 muertes de niños cada día.

Entonces Singer plantea otra pregunta, una pregunta importante:

“¿Qué más da que no pasemos andando junto a sus cuerpos?”

Una silenciosa reflexión estalla como una fuga de agua en una cañería oxidada.

            Esto hace que cambien las reglas del juego.

            No.

            Hace que cambie tu vida.

Peter Singer: el por qué y el cómo de un altruismo eficaz

Raising For Effective Giving (REG)

En 1990 morían 12 millones de niños de 5 años o menos cada año. Dos décadas más tarde hemos reducido esa cifra a la mitad. ¿Cómo?

En un excelente artículo publicado en el periódico estadounidense The Guardian, Michael Sanders y Francesca Tamma ofrecen tres explicaciones de por qué la gente decide realizar donaciones a organizaciones benéficas.

  1. Donan porque dan importancia a las acciones de la organización.
  2. Donan porque sienten un impulso altruista por contribuir a la causa que defiende la organización.
  3. Donan porque quieren alardear delante de sus amigos.

Raising for Effective Giving (REG) es una organización benéfica que surgió tras una reunión de varias personas influyentes de la industria del poker y un grupo de altruistas eficaces de Suiza.

Los altruistas eficaces sopesaron la siguiente pregunta: “¿Cómo puedo marcar la diferencia?”

Para responder a la pregunta hacen uso de la razón y la lógica. Usan razonamientos matemáticos como el Expected Value (EV) para determinar el camino correcto a seguir. Se inspiran en el mundo de la filosofía para hacerse las preguntas correctas y, si es necesario, defienden puntos de vista contrarios.

  • Eficaz = conseguir lo mejor con los recursos que tengas.
  • Altruismo = mejorar las vidas de los demás.

Los altruistas eficaces formaron REG centrándose en la industria del poker. Desde entonces se han expandido hacia los ámbitos de los Daily Fantasy Sports (DFS) y los videojuegos. Tienen previsto acercarse al mundo de las finanzas y a cualquier otro sector donde haya personas que piensen igual que ellos.

REG es solo una de las más de un millón de organizaciones diseñadas en torno a un objetivo: reducir a cero las cifras de UNICEF.

Philipp Gruissem

Para entender cómo funciona el altruismo eficaz, me gustaría explorar el mundo de Philipp Gruissem.
Con casi $10 millones en torneos en vivo y muchas más ganancias no reveladas de partidas en línea y de partidas por dinero, se podría decir que Gruissem fue uno de los mejores jugadores de poker del mundo.

Pero el dinero no lo es todo.

Gruissem no tardó demasiado en empezar a hacerse preguntas sobre el significado de la vida, sus objetivos y la manera en la que podría hacer el bien. Durante un momento se planteó dejar la industria del poker. No se sentía bien quitándole el dinero a la gente. Entonces conoció a los altruistas eficaces. Todo cambió. Nació REG.

Imagínate que Gruissem hubiese dejado el poker y se hubiera dedicado a viajar a países con una necesidad acuciante de ayudar a las personas. Aunque esto le hubiese hecho sentir mejor, ¿estaría haciendo todo lo que estaba en sus manos?

GiveWell es una asociación que clasifica las organizaciones benéficas según su efectividad en cuanto a recursos monetarios. Una de las organizaciones más efectivas es De Worm The World Initative, que por cada $100 que se invierten, hace posible la desparasitación de un gran número de niños, permitiéndoles disfrutar de la escuela durante 10 años más. Que estos niños puedan ir un día más a la escuela solamente cuesta 5 centavos. Los encargados de finanzas de asociaciones como GiveWell, que evalúan la eficacia de estas organizaciones, han conseguido determinar que la cifra que permite salvar una vida es $3.400 provenientes de donaciones.

REG tienen un cometido: que todos sus socios donen un 2 % del total de sus ganancias. Si Gruissem hubiese sido socio de REG en el momento en el que se introdujo en la industria del poker, habría donado casi $200.000 a organizaciones benéficas eficaces. Habría salvado 59 vidas. ¿Habría conseguido salvar tantas vidas si hubiese trabajado a pie de cañón en Malaui? Dejaré que hagas los cálculos por ti mismo.

La industria del poker y las organizaciones benéficas

Los investigadores han desenterrado algunos de los motivos por los que la gente dona o no a distintas causas que valen la pena. Me gustaría centrarme en la causa principal que ha situado en la cima a la industria del poker como la institución de juegos/deportes más caritativa del mundo. 

Donar es contagioso

Investigadores de diversas universidades de Estados Unidos, entre las cuales se encuentra Harvard, han descubierto que donar es contagioso. Cuando vemos a alguien a quien respetamos o con quien compartimos el mismo espacio social/laboral, somos más propensos a actuar de la misma forma.

Por ese motivo REG ha sido un desencadenante muy positivo para el ambiente generoso de la industria del poker. El poker y las organizaciones benéficas tienen una larga trayectoria juntos, pero desde que apareció REG es como si una “liebre puesta de esteroides” hubiese sustituido a una “tortuga fumada de marihuana” en los departamentos encargados de ponerse manos a la obra de las empresas de poker y las organizaciones benéficas.

Lo ingenioso de este cometido del 2 % es que cuantos más jugadores participen, más se hablará de lo positivo de sus servicios y más probable será que otras personas se unan. Cuantas más personas se unan, más popular se hará el movimiento y más probable será que surjan otros grupos o que, al menos, no exista resistencia.

Solo en los últimos meses hemos podido ver cómo REG se involucraba en distintas iniciativas, entre las cuales se incluye una partida de boxeo entre Brian Rast y Sorel Mizzi. World Series of Poker (WSOP) Max Steinberg, que quedó cuarto en un evento importante, es socio de REG.

El World Poker Tour (WPT) ha organizado numerosos eventos benéficos, entre los cuales ha estrechado lazos con la fundación de Tiger Woods. El jugador de poker Matt Stout creó la organización sin ánimo de lucro Charity Series of Poker (CSOP). Vanessa Selbst participa en la junta directiva de la organización sin ánimo de lucro Urban Justice Centre y hace poco presentó un evento de poker llamado Blinds For Justice. Jennifer Harman organizó recientemente un evento benéfico con la ayuda de Nevada Society para la prevención del maltrato animal, y la WSOP dona millones de dólares gracias a su afiliación con One Drop.

Podría seguir hablando y hablando.

Los actos benéficos se han puesto de moda y yo no voy a ser el que se queje de ello.

¿Es la industria del poker la más caritativa?

El jueves 25 de febrero del 2016 se reunieron las personas más importantes del mundo del poker en el Hotel SLS de Beverly Hills con motivo de la segunda edición de los American Poker Awards. Durante la inauguración del evento, el Poker Hall de Famer Mike Sexton afirmó que el poker era el principal proveedor de donaciones benéficas del mundo del deporte.

¿Es esta afirmación cierta?

Por desgracia no disponemos de una asociación como GiveWell que recopile los récords de donaciones benéficas, pero mis investigaciones me hacen pensar que todavía quedan cosas por hacer, aunque estemos cerca.

Bloomber Business anunció en el 2010 que la Major League Baseball (MLB) estadounidense donaba más de $100 millones cada año. En ese mismo informe se afirmaba que el PGA Tour donaba $40 millones al año en el 2007 y que los jugadores donaron $30 millones cuatro o cinco años más tarde.

En 2014, el año de su fundación, REG movilizó más de medio millón de dólares. Cada vez que se organiza el evento WPT “All-In” For Kids se recaudan entre $700.000 y $1.000.000 para ayudar a niños; mientras que la asociación de la WSOP con la fundación One Drop puede acumular entre $4 y $8 millones de dólares al año gracias a donaciones benéficas.

A nivel personal, según Dosomething.org, el delantero del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, es reconocido como el deportista que dona más que cualquier otra persona del mundo. No existen documentos financieros que sostengan estas pruebas, aunque se sabe que donó £5 millones a la organización Save The Children para ayudar en el terremoto de Nepal.

“Mi padre siempre me enseñó que si ayudas a los demás, Dios te devolverá el doble de lo que das”, afirmó Ronaldo en una entrevista para el periódico estadounidense The Guardian. “Y eso es lo que realmente me ha ocurrido. Las veces que he ayudado a las personas necesitadas, Dios me ha ayudado aún más”.

Estos son los 10 atletas que más donaron en 2015 según Dosomething.org 

  1. Cristiano Ronaldo (fútbol)
  2. John Cena (lucha)
  3. Serena Williams (tenis)
  4. Yuna Kim (patinaje artístico)
  5. Neymar (fútbol)
  6. LeBron James (baloncesto)
  7. Heather O’Reilly (fútbol)
  8. Maria Sharapova (tenis)
  9. Mo’ne Davis (béisbol)
  10. Richard Sherman (fútbol americano) 

Entre los nombres que no figuran en esa lista se incluyen Tiger Woods (recauda alrededor de $1 millón cada año gracias a sus eventos Tiger Jam, que incluyen partidas de poker entre famosos); Dikembe Mutombo, que una vez donó $15 millones para la construcción de un hospital en su país de origen, el Congo; y David Beckham, que recauda millones gracias a su labor como embajador de UNICEF.

¿Qué cantidad de donaciones individuales realizan los jugadores de poker?

En 2014 Martin Jacobson, socio de REG y ganador del principal evento de la WSOP, donó $250.000 a organizaciones animalistas. En el Big One For One Drop inaugural de la WSOP con una compra mínima de $1 millón, el jugador que quedó en tercer lugar, David Einhorn, donó el premio de $4,3 millones al completo y el jugador que quedó quinto, Guy Laliberte, donó todas sus ganancias de $1,8 millones. Bill Klein siguió el ejemplo y donó un cheque de $2,4 millones en el High Roller de $111.111 de One Drop cuando quedó en segundo lugar tras Jonathan Duhamel.

Excepto Jacobson, los otros tres jugadores mencionados juegan al poker solo por afición. REG solamente tiene 200 socios, por lo que todavía queda mucho por hacer en la comunidad del poker. Aún no es hora de empezar a dar palmaditas en la espalda.

En resumen

Escritores como yo hemos conseguido despertar un poco a la gente al animarles a unirse a organizaciones como REG. Daniel Negreanu también conocido como @RealKidPoker, tuiteó hace poco:

“No juzgues a las personas que donan a causas que les importan diciendo que hay otras causas mejores. ¡No está nada bien!”

La reacción de Negreanu tiene su origen en el típico debate de razón frente a corazón, que parece indignar a la comunidad del poker por las causas a las que destinan su dinero. No obstante, es bueno que exista este debate. Pone de manifiesto que la gente se preocupa. Pone de manifiesto que la gente dona.

Muchas personas piensan que no tienen dinero para donar. Yo solía ser una de ellas. Hoy te puedo asegurar que lo primero que hago cuando cobro es donar el 4 % a organizaciones benéficas eficaces. Este porcentaje aumentará en un 1 % cada año. Cuando me independice económicamente, el 100 % de mi sueldo irá a organizaciones benéficas eficaces.

Si cobras más de $52.000 (£34.000) al año, entonces cobras más que el 99 % de la población mundial. Reduce esa cantidad a $11.000 (£7.000) y aún así cobras más que el 85 % de los trabajadores del mundo.

Dudo que vayas a ver a niños muriéndose en la calle.

Pero piensa en las palabras de Peter Singer. Ver el vídeo. Recuerda la pregunta:

“¿Qué más da que no pasemos andando junto a sus cuerpos?”

¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar