La Fotografía en el Poker Cobra Vida con fabfotos

Autor:
Font Size
A A A

Nada aviva las llamas del recuerdo de un evento deportivo que fue espectacular como lo hace una fotografía. Cuando cerramos los ojos para recordar un evento que nos sacudió el corazón, la fotografía es la que más queda fijada en nuestros patrones neurales.

¿Quién puede olvidar la fotografía que tomó Neil Leifer del joven Muhammad Ali parado al lado de un Sonny Liston derrotado, con esa mirada de arrogancia que lo ayudaría a convertirse en el boxeador más famoso de la historia del deporte?

La intensidad emocional de la famosa toma en la que se ve a un desafiante Jesse Owens parado en el podio de los Juegos Olímpicos de 1936 en medio del saludo Nazi y a un Adolf Hitler que observaba enojado la victoria de un afroamericano sobre la "invencible" raza Aria.

O, la foto de la infame "Mano de Dios" que muestra a Diego Maradona alzándose sobre Peter Shilton para empujar la pelota hacia la red con la mano durante la victoria por 2-1 sobre los ingleses en la Copa del Mundo de 1986, cuatro años después de que dichos países estuvieran en guerra.

El deporte no es nada sin las imágenes.

Para que la imagen dure una eternidad, necesitamos que alguien esté parado en el lugar correcto, en el momento correcto, para tomar la foto correcta.

El mundo del poker no es diferente.

Encuentro entre el Poker y la lente fotográfica

Esta bestia única, donde la gente se sienta y juega a las cartas por millones de dólares, fascina a personas de todo el mundo. Y para que el juego atraiga aún más miradas, necesitamos que nuestras imágenes se compartan por todo el mundo.

Fabian Grubler es una de esas personas siempre listas para tomar la foto perfecta y compartirla, pero él es mucho más que un fotógrafo de poker. Grubler no toma fotografías, él cuenta historias. 

Todo mediante el clic de un botón.

Pero, ¿en qué momento justo oprime el botón? ¿Cómo hacen los artistas para saber dónde estar y cuándo tomar una fotografía? Fabian Grubler ¿trabajó muy duro para sobresalir o lo lleva en su ADN?

"Yo siempre era el niño que en las vacaciones familiares se quedaba debajo de la mesa de la cocina con una cámara compacta buscando nuevos ángulos y perspectivas", me explicó Grubler durante la entrevista. "Siempre estaba tomando fotos; la gente me decía lo fabulosas que eran y que mis perspectivas eran muy originales; me preguntaban por qué no compraba una cámara real.

"En 2012, estaba estudiando Lingüística y Literatura alemana en Alemania. Mi hermano era el ingeniero de software de una escuela de poker en línea fundada por Markus Golser y Johannes Strassmann, quien lamentablemente falleció. Estaban buscando escritores y, debido a mis estudios y a mi interés por el poker, me contrataron. Escribí artículos mientras estudiaba durante dos años.

"Después de trabajar dos años desde casa, me invitaron a Viena a trabajar en su oficina. Planifiqué ir solo por unas semanas pero, al final, fueron seis años ya que me mudé allí. Y fue en ese momento que compré mi primera cámara real y comencé a jugar con ella.

"Me enviaron a WPT Vienna en 2012. Era mi primer torneo. Mi asignación era escribir acerca del evento con un enfoque hacia Markus y Johannes, pero tome mi cámara y comencé a sacar algunas fotos.

"Al final, una de mis fotos se convirtió en la portada de una de las revistas de poker en idioma alemán más exitosas de Alemania. La revista utilizó muchas de mis fotografías, pero la portada era de Ben Wilinofsky, que terminó tercero, y se convirtió en una fotografía icónica. Supongo que, como dicen, el resto es historia".

Phil Ivey - WSOP 2012

Estar en el Lugar y el Momento Correcto

Grubler hizo una carrera en el mundo del poker sin querer. ¿Pero cómo hizo para tomar esa fotografía icónica del ex Campeón del European Poker Tour (EPT)? Eso no sucedió sin querer. Grubler estaba en el lugar y en el momento correcto por instinto.

"Pienso que gran parte de eso se desarrolló a lo largo de los años. Cuando comencé, estaba más interesado en encontrar buenas perspectivas para una toma. Cuando era adolescente, amaba las películas de Quentin Tarantino y Oliver Stone, en especial por las tomas gran angulares que eran fascinantes. Algunas películas tienen este aspecto en particular con el que yo estaba obsesionado. Así que, cuando comencé, buscaba este enfoque visual artístico.

"A lo largo del tiempo, las cosas se dieron de una forma diferente. Ahora, todo se trata de capturar los momentos. Estos momentos que pasan en un milisegundo y se van para siempre. Tienes que anticipar estos momentos. Si aprietas el botón mientras suceden, ya es tarde. Desarrollé la capacidad de poder anticiparlos para estar ahí antes de que sucedan.

"También produje fotografía documental. Me gusta contar historias. Me gusta que a las personas se les caiga una lágrima cuando ven mis fotografías. Pero, cuando comencé, era el niño obsesionado con las buenas perspectivas y con un deseo de hacer las mismas cosas que mis ídolos. Mucho después aprendí sobre las emociones y a capturar la esencia de un momento".

¿Por qué eligió la fotografía? ¿O la fotografía lo eligió a él?

"Está dentro de mí. Es mi esencia natural. Es quién soy. Creo que lo llevo en la sangre".

El ADN de un Fotógrafo

Si está en su sangre, ¿quién lo puso ahí?

"Mi abuelo era un fotógrafo famoso en la década del 50. Hizo exhibiciones por toda Europa. Mis dos abuelos eran austríacos. Solo los podía ver una o dos veces al año. Planeaba decirle a mi abuelo que me había convertido en un fotógrafo profesional, pero falleció antes de que tuviera la oportunidad. Habría estado tan orgulloso de mi por seguir sus pasos, y en el país donde nació.

"No me estoy poniendo cursi al decir que la fotografía está en mi sangre, lo creo. Nunca tuve que pensar en los aspectos técnicos de la fotografía. La gente me hace muchas preguntas sobre las configuraciones. Eso no es importante. La fotografía no se trata de los aspectos técnicos. La gente reniega tanto con la velocidad del obturador, la apertura y el ISO, pero, para mí, es parte de quién soy. Cuando entro a un lugar echo un vistazo a mi alrededor, veo como cae la luz, qué tan claro y oscuro está, cómo lucen los fondos. Absorbo estas cosas de forma automática en pocos segundos. Siento todo. No necesito pensar. Mucho menos en la configuración. Siento las configuraciones; no necesito adivinar o hacer tomas de prueba. Lo siento; oprimo, BOOM, obtengo la fotografía perfecta. Es un estado de fluidez donde todo se pone en su lugar de forma natural. Viene de dentro".

Le pedí a Grubler que profundice más en su descripción de fluidez.

"Estar 'en el momento' lo describe muy bien. Cuando llego a un evento, me concentro. Mis sentidos están en profunda sintonía. No miro ni pienso. Siento y anticipo. Estoy tan enfocado que siento la atmósfera, y esa es la magia de estar en el lugar y en el momento correcto. Es el momento en el que percibes todo. No es un accidente. Por intuición, se que algo está por suceder.

"Si hablamos de fotografía en el poker, todo se trata de las cosas pequeñas. Piensa en esto: lo que estas mirando es un grupo de jugadores sentados en una mesa y viéndose aburridos. Si no tienes la intuición o la sensación de capturar el momento más pequeño, no tienes más que un montón de fotografías aburridas.

Se trata de ser consciente de estas situaciones. Es el indicio más pequeño de una sonrisa o una cara graciosa o una mirada intensa. A lo largo de los años, analicé miles de fotos y descubrí que la diferencia está más que nada en los ojos. El jugador mira las cartas o solo se queda mirando al costado hacia la nada y pensativo. Eso es aburrido pero luego, por un milisegundo, levantan la mirada y Boom, tienes tu toma. A veces lo presiento antes de que levanten la mirada. Si haces clic cuando ya están mirando hacia el frente, por lo general, es muy tarde porque vuelven a mirar hacia otro lado rápidamente. Tienes que sentir y anticipar cuando está por suceder. Estás asimilando la acción; escuchas una risita, ves un movimiento en la mesa. Todas estas cosas dan como resultado un estado de fluidez emocional e intuitiva. De alguna forma, es algo espiritual. Suena loco, pero es como lo siento".

La Transformación de un Fotógrafo por Dentro y por Fuera

Es junio de 2013 y estoy sentado en un restaurante en el Estadio de Wembley comiendo una ensalada y bebiendo un vaso de agua. Fabian Grubler, a quien le robé fotografías durante su primer evento en Viena, está sentado frente a mí.

Hablamos sobre mi decisión, hace cuatro años, de dejar el alcohol y cómo esto cambiaría mi vida. Grubler estaba concentrado y me hizo muchas preguntas. Podía escuchar los interruptores encendiéndose en su mente.

A pesar del calor, él llevaba un gorro de lana viejo y, a pesar de que era un muchacho atractivo, había algo de apatía y gordura en él. Un año después, Grubler se había transformado tanto externa como internamente.

Le pregunte a Grubler si su transformación coincidió con una mejora en su trabajo.

"Creo en el destino y en que todo pasa por algo. Hoy, cuando me levanté, me estaba preparando para nuestra conversación y me apareció un recuerdo en Facebook sobre mi primer álbum de fotografías de poker exactamente seis años atrás. Mire las tomas y pensé: "Oh, son malas".

"El lado de la habilidad y el conocimiento que tienes sobre el procesamiento posterior mejoró con la experiencia y la investigación de los años. Pero creo que este lado más intuitivo de capturar emociones y pintar los momentos cambió porque yo cambié. Estaba muy encerrado en mi cabeza en ese entonces. He mejorado este lado de mi fotografía y, al mismo tiempo, hice cambios importantes en mi vida. Hay una sensación de viveza en mis fotografías que va de la mano con la forma en la que me siento espiritual y físicamente".

El Mérito de un Fotógrafo de Poker

En mi experiencia, en los trabajos de torneos en vivo, el fotógrafo siempre ha sido el miembro menos valorado del equipo cuando se trata de salarios. Muchas veces me pidieron que tome fotografías mientras escribo y al principio, cuando me uní a la industria, no vi el valor de la toma de otra persona.

Hablé de esto con Grubler para ver si las cosas habían cambiado. Quería saber si el cliente sabía por qué estaban contratando fotógrafos y qué se sentía ser uno de ellos hoy en día.

"Creo que muchos clientes solo quieren fotos. No creo que vean lo que vemos nosotros. Para la mayoría, yo solo soy un muchacho con una cámara y yo luché por esto durante mucho tiempo. No aprecian el arte y todas las cosas que implica una buena fotografía. Para esos clientes, es una necesidad tener fotos en el blog y en las redes sociales y cosas por el estilo. Para ellos, eso es todo. Eso es algo que siempre odié del trabajo. Muchas veces no obtienes el aprecio que yo creo que se merecen los fotógrafos.

"Todo eso cambió con 888. Fue una de las pocas veces en la que recibí tantos sentimientos positivos y aprecio. La gente apreciaba lo que yo hacía y no me miraba como una necesidad. Siento mucho amor y aprecio en el equipo. Te contratan porque aman tu trabajo. Son uno de los pocos clientes que me aprecian por mi trabajo. Las personas me hacen comentarios positivos todo el tiempo, pero lo han llevado a otro nivel. Ellos me respetan y me valoran como un artista. No me miran como un simple muchacho con una cámara".

¿Para quién dispara? Cuando apunta su cámara, ¿piensa en lo que la empresa le va a pagar por su trabajo? ¿En el jugador que está por tener una nueva foto de perfil de Facebook? ¿O está disparando para él mismo?

"Por un lado, están las cosas racionales. Vivimos en la era de las redes sociales y las fotos son importantes. Las imágenes son fundamentales para todo aquel que tenga una presencia en la web. Hoy en día, no puedes crear una publicación fabulosa y cautivadora sin una foto. Entonces, hay un aspecto técnico sobre esto.

"Y ahí está la importancia de tener algo especial. Al trabajar con una empresa como 888, que tiene altos estándares y quieren ser los mejores del mundo, necesitan estar en este nivel en cada cosa que hacen.

"Esto es lo que odio de otras empresas. Quieren ser los mejores en su área, pero no quieren gastar el dinero para contratar al mejor fotógrafo. No valoran la calidad de la que hablamos. Solo necesitan fotos. No les importa qué tan buenas sean o si son especiales y tienen valor de reconocimiento. Veo a muchas empresas grandes que toman fotos con celulares; es una locura.

"Si quieres ser una empresa de nivel mundial, entonces todo tiene que ser de ese nivel: las fotos, los videos, los textos, el sitio web, el diseño. A mi me gusta trabajar con los mejores y presentarles el mejor trabajo.

"Me gusta sentir que a las personas les encantan mis imágenes. Entonces, también hago tomas para los jugadores y para la prensa. Cuando las personas me dicen que les encantan mis fotos y los jugadores dicen: "Guau, tengo una nueva foto de perfil de Facebook", es grandioso. Me encanta hacer feliz a la gente".

Doyle Brunson - WSOP 2012

Valor Agregado como un Fotógrafo de Poker

Como escritor, siempre busco formas para agregar más valor para mis clientes y pregunté a Grubler si agregar valor en la industria del poker está dentro del alcance de los fotógrafos.

"Como fotógrafo, uno de los problemas que enfrentas muy seguido es que la gente espera que seas bloguero, fotógrafo y camarógrafo al mismo tiempo. No entienden que no puedes hacer todas estas cosas en un alto nivel de calidad. Lo puedes hacer bien, pero no será de categoría mundial.

"Mucha gente sostiene que, como un fotógrafo contemporáneo, también debes brindar videografía. Yo no pienso así. Para mí, es arte, algo para dominar y en lo que poner toda tu concentración. Antes hablamos de imágenes grandiosas, de ser intuitivo porque estás en un estado de fluidez. No puedes estar en este estado cuando estás escribiendo en un blog y grabando videos. Por supuesto, puedes hacerlo todo, pero la calidad disminuye.

"La gente siempre me pide que haga esto y yo les respondo: "No, soy un fotógrafo". No lo entienden. 888 no me pide que haga estas cosas. Ellos me aprecian como un artista y me dan libertad de expresión. Entonces, para devolver lo que me dan, siempre trato de agregar valor al brindar comentarios de los eventos y al compartir lo que pienso acerca de otras cosas que no tienen que ver con la fotografía cuando siento que mis seis años de experiencia en el poker podrían ser de ayuda. Esa es mi forma de agregar valor y no siendo fotógrafo, camarógrafo y bloguero al mismo tiempo.

Otros clientes dicen que no te pueden pagar solo por la fotografía, pero todo se relaciona con esto de que las empresas no valoran lo suficiente esta profesión. No importa si para ellos son buenas, geniales o de nivel mundial.

"En nuestra época de redes sociales, cuando publicas una foto común de un muchacho sentado en una mesa de poker, la atención disminuye, a nadie le importa. Ninguno de estos jugadores usan tu foto como una página de Facebook si es aburrida. Cuando las personas ponen una fotografía como foto de Facebook y tiene la marca de agua de 888, es un gran valor para la marca, y por lo tanto, debes tomar buenas fotos.

"Además, el SEO en las imágenes se esta volviendo cada vez más importante. Los metadatos y el metatexto de las imágenes son importantes para obtener mejores resultados en el motor de búsqueda. Y para las grandes empresas, las buenas imágenes son muy importantes porque también las necesitan para los anuncios. Y no pueden hacer eso con fotos aburridas".

Prestar Atención a las Pequeñas Cosas...

Estoy de acuerdo con que los organizadores de los torneos de poker necesitan contratar fotógrafos de alto nivel si quieren crear un alto nivel de reconocimiento de la marca. ¿Pero qué es lo que separa lo bueno de lo malo? ¿Por qué alguien contrataría a Fabian Grubler cuando me pueden dar una cámara a mí y decirme que tome algunas fotos improvisadas para el blog?

"Hay dos partes en esta pregunta. Tengo mi forma única de procesar las imágenes. He desarrollado mi estilo acentuando los colores mediante el blanco y negro, el alto contraste o los colores extremadamente vibrantes. A la gente le encanta".

"Por otro lado, tengo todas estas cualidades de las que hablamos: el 1-2 % que hace que una toma sea un poco especial. Muchas veces es difícil decir qué es, pero está ahí. Cuando estás en un torneo, todos los fotógrafos miran las mismas mesas, jugadores, fichas y acciones, la misma situación de luminosidad, el mismo lugar. Pero cuando miras las fotografías son todas diferentes y no es solo el procesamiento que hace que sea así: es la intuición, la emoción, la narración y el ojo para los pequeños detalles.

"Estas cosas hacen que mis fotos sean atractivas para las personas y para los clientes. Es la combinación de la forma en que se ven y la forma en que se sienten. Yo presto atención a las cosas pequeñas como los ojos. La intensidad de la mirada hace la diferencia. Las tomas entre un jugador que está en una mano y uno que esta afuera son como estar en dos mundos diferentes. No te puedes sentar ahí por minutos y esperar a que un jugador haga una jugada si eres un bloguero, camarógrafo y fotógrafo al mismo tiempo y estás apurado para ir a otro lugar.

"El mejor halago que he recibido es cuando la gente se me acerca y me dice: "No pude ir al evento pero, cuando miro tus fotografías, me da la sensación de que estuve ahí". Creo que ese es el sentimiento que obtienes que hace que mis fotos sean especiales.

Y son especiales.

Compruébalo por ti mismo.

Selección de las Mejores Fotos de Poker de fabfotos

Ben Wilinofsky Season X WPT Vienna, 2012

"Aquí es donde comenzó todo. Hace cinco años, fotografié mi primer torneo de poker, el WPT Vienna de 2012. Y esta toma de Ben Wilinofsky terminó siendo la portada de una de las revistas de poker alemanas más exitosas.

"Una historia graciosa sobre esta foto es que Ben la utilizó como su foto de perfil de Facebook cuando conoció a quien ahora es su esposa, Rada. Y cuando hice una publicación sobre esa foto y el impacto que tuvo en mi carrera, ella comentó en FB que era la foto de perfil de él cuando se agregaron a FB y a ella le encantó. Ella dijo: "Esta era su foto de perfil cuando nos hicimos amigos en Facebook. Y yo pensé... Dios mío".

Dave ‘Devilfish; Ulliott en el ISPT de 2013 

"Creo que esta es una foto de David Ulliott muy especial. Las emociones intensas en su mirada y en sus ojos, la expresión que me dio, todos esos sentimientos que obtienes al mirarla y pensar en su vida y en su muerte".

Viktor Blom - WSOP 2012

"Me encanta esa imagen porque es una de las raras veces en las que Isildur salió del mundo en línea y jugó en vivo. Y también es una de esas fotos que combinan muchos elementos de mi estilo de fotografía de poker: los primeros planos ajustados, los ojos intensos, el alto contraste de blanco y negro, luces y sombras intensas, etc."

Ceremonia de Brazaletes de WSOP 2013

"En esta toma, me encanta el silencio y la pureza de las emociones. Porque son emociones REALES y no solo para las cámaras y las fotos. Simplemente es muy puro y real: un hombre que gana uno de los brazaletes más buscados durante la serie del torneo de poker más importante, parado en el escenario, recibiendo el brazalete y con el himno nacional sonando. Piensa en ese momento, trata de imaginarlo y terminarás tomando una foto como esa".

Qui Nguyen Campeón de WSOP 2016

"Una foto mía importante. Obviamente, por el campeonato mundial, y creo que es una foto de poker clásica y buena. La usó como foto de perfil en todas sus redes sociales por mucho tiempo y la gente empezó a asociarla directamente a él y a su victoria".

888Live Austria - Two-Outer

"Esta escena sucedió la primera vez que trabajé en un evento de 888poker. Fue el 888Live Snow Limit Event en Innsbruck, Austria a principios de 2016. El muchacho con lentes estaba en una mano enorme por todas sus fichas. Todos sus amigos se juntaron a su alrededor, aumentó la tensión y obtuvo un two-outer en el river. Simplemente me encantan las emociones. Fue una de las raras ocasiones en las que se dan estas emociones enormes en una mesa de poker, y yo fui capaz de anticiparlo y estar ahí. Me encantan las expresiones que tienen las caras y el muchacho de la derecha que se volvió loco, gritó y tiró todas sus fichas en la mesa. Estas dos fotos quedan muy bien juntas y muestran de una forma hermosa las emociones en el poker y cómo todo puede cambiar de un momento a otro".

888Live Rozvadov Festival - Detrás de escena en 2017

"Me encanta tomar estas fotos detrás de escena. Muchas veces son esos momentos que pasan fuera de las mesas los que crean las mejores fotos. Es una de esas escenas que el fanático del poker común que lo mira en TV o lee blogs no suele ver. Me encantan las expresiones faciales que se ven en la foto: Matuson como diciendo: "¿Qué carajo?", tonkaaa que está relajado, Tuchman enloquecido y Kassouf simplemente ahí parado. Me encantan esos momentos, que pasan en un milisegundo, se van para siempre y no vuelven a suceder".

Eliot Hirn - 888 Snow Limit Austria ME Champion Toma Grupal

"Me gustan mucho las fotos de los ganadores con tantas emociones. La mayoría de las veces, los ganadores están muy cansados después de jugar al poker durante horas y no tienen mucha energía para celebrar en la foto. Por eso me encanta cuando la gente enloquece con todos sus amigos".

Sigue a Fabian en Instagram @fabfotos_pokerphotography y mira su sitio web

¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar