Cómo tomar decisiones deportivas con datos analíticos

Autor:
Font Size
A A A

Antes los deportes eran simples. En béisbol, los jugadores se acercaban al área de home y bateaban la pelota; mientras que en fútbol solo eran X y O en un pizarrón. Incluso en el poker, hubo una época en que un juego individual con 52 cartas se trataba sobre un hombre y la mano. Los tiempos cambiaron.

El auge de la informática trajo consigo una nueva era en los deportes signada por los datos; y el mundo de la información y el análisis cambiaron para siempre las reglas del juego.

A continuación vemos tres ejemplos de estos cambios.

Billy Bean y el Auge de Sabermetrics

Si has visto la película de 2011 Moneyball protagonizada por Brad Pitt entonces conoces a Billy Beane. Según IMDB la película se trata sobre:

"El exitoso intento del gerente general de Oakland A, Billy Beane, de armar un equipo de béisbol con un presupuesto reducido utilizando análisis informáticos para comprar nuevos jugadores".

No parece muy emocionante. ¿Cómo realizan una película completa sobre datos analíticos? Pero fue un éxito con los críticos y los fanáticos.

Beane es un exjugador y directivo ejecutivo que si bien tuvo una muy buena carrera como jugador, dejó su marca en el juego por utilizar análisis estadístico. Él uso lo que se conoce como sabermetrics, el análisis empírico del béisbol, especialmente las estadísticas que miden la actividad en el juego en sí.

Esto incluye el análisis del bateador, el lanzador y las medidas del campo. El resultado son estadísticas sabermetric populares como VORP (Valor sobre Jugador de Reemplazo), WAR (Victorias sobre el Reemplazo) y BABIP (Promedio de Bateo de Pelotas en Juego).

Hay muchos datos matemáticos y de cálculo difíciles en juego, así que si esto te parece complicado puedes mirar la película o leer el libro del mismo nombre y verás cómo esto cambió el mundo del béisbol para siempre.

Como dijo Beane: "Te adaptas o mueres".

WSOP 2016 - The November Nine

El poker no es siempre un juego solitario

En 2008, World Series of Poker (WSOP) introdujo el concepto de “November Nine”. Básicamente, cuando en el Evento Principal anual de compra mínima de $10.000 se llega a la mesa final de nueve jugadores se termina el juego. De esta manera los finalistas tienen casi cuatro meses de descanso. Esta estrategia se creó para lograr entusiasmo y expectativa para los medios y los fanáticos, pero también habilitó a los jugadores a que cambien el juego.

Cuando hay un primer premio de $8 millones o más, los jugadores saben que deben hacer todo lo posible para ganar. Muy a menudo, esto implicaba contratar a entrenadores para que estudien su juego y corrijan sus fallas. Al haber cientos de libros de poker, sitios de entrenamiento en línea y herramientas como la Calculadora de Probabilidades a disposición, no hay tiempo de dormirse en los laureles.

También significaba reunir un equipo de ayuda para la mesa final. Si bien el poker es un juego individual, los jugadores podían pedir la ayuda de sus amigos. Como el juego de los November Nine se trasmitía mundialmente con una demora de entre 15 y 30 minutos, los jugadores podían poner a sus amigos a mirar el juego para luego informarles qué sucedía en los cortes o entre manos.

Con toda esta información a su disposición, se han desarrollado muchas estadísticas en el poker, como por ejemplo VPIP% (porcentaje promedio de veces que un jugador voluntariamente pone fichas en el pozo), PFR% (qué tan seguido un jugador sube la apuesta antes del flop) y WTSD% (cuán seguido un jugador está dispuesto a mostrar las cartas después de ver el flop). Era lógico que los jugadores aprovecharan el poder de los datos para tomar decisiones.

Los Equipos de la NFL Contratan Ejecutivos de Análisis

A comienzos de 2016, los Cleveland Browns contrataron al experto en análisis Paul DePodesta como su Director de Estrategia. Si viste Moneyball, un dato interesante es que el personaje de Jonah Hill, Peter Brand, está basado en DePodesta, un graduado de Harvard.

Como diría Jimmy Haslam, el dueño de los Browns, lo contrataron para "agregar una dimensión crítica a la primera línea". Eso es porque el equipo, un eterno perdedor de la NFL, estaba convencido en usar el poder del análisis.

"Mi objetivo es aportar toda mi experiencia y perspectiva para colaborar con el equipo, con la intención de ayudarlos a tomar decisiones más informadas y exitosas", dijo DePodesta en ese momento.

Fue una jugada poco tradicional para una franquicia del fútbol americano. Pero puso en evidencia sus esperanzas de que los análisis cambiaran el juego como en el béisbol, específicamente con el desarrollo de los jugadores y la ciencia del deporte.

Desafortunadamente para los Browns, no hubo cambios inmediatos y terminaron 1-15 en la liga en 2016. Sin embargo, estás cosas toman tiempo, y ahora tienen la primera elección general en el Draft de la NFL de 2017. Tendremos que esperar para ver si DePodesta y su equipo consiguen el objetivo, pero estén seguros de que usaran el análisis en la toma de decisiones.

¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar