5 reglas esenciales para administrar tu cuenta

Font Size
A A A

¿Es el dinero la causa de todos los males?

Un hombre muy inteligente planteó esa pregunta en un seminario de marketing de redes al que asistí.

Yo asentí con la cabeza.

Me crie en una urbanización de viviendas sociales, y mi familia proviene de la clase trabajadora. Tengo tres hermanas. Mi madre no trabajaba. Mi padre apenas ganaba lo suficiente para alimentarnos y vestirnos.

Ese contexto hizo que formara una marcada opinión sesgada sobre la pobreza y escasez. Crecí rodeado de una profunda percepción de lo que es la necesidad.

Por eso asentí al escuchar la pregunta.

Si bien es cierto que la mayoría de la gente elige jugar al poker gratis, también hay muchos que prefieren sentir la adrenalina de hacerlo por dinero.

Teniendo esto en cuenta, es importante que los jugadores de poker en el entorno de la comunidad comprendan la importancia de una administración sólida de la cuenta. Si decides jugar al poker por dinero, debes comparar el dinero con el combustible. Haz de cuenta que tu juego es un automóvil. Con el combustible suficiente, puedes seguir avanzando, pero, una vez que te quedes sin combustible, el automóvil se detendrá por completo.

A continuación, presento cinco consejos esenciales que evitarán que tu motor se detenga.

¿Cuál es tu situación actual?

Antes de decidir jugar al poker por dinero, es importante evaluar tu posición económica actual.

Toma una hoja de papel y traza tres cuadros:

  1. Ingresos
  2. Gastos
  3. Ahorros

Ingresos

Anota todas las fuentes de ingreso, incluidos los ingresos pasivos (residuales) que puedas obtener de todos los activos que tienes.

Gastos

Anota todos tus gastos mensuales. Deberás hacer un cálculo aproximado en el caso de los gastos variables, como salir a comer y comprar comestibles o bienes materiales. Pero seguramente tienes una serie de gastos mensuales fijos que son fáciles de anotar.

Ahorros

Deduce los gastos de tus ingresos. El resto son tus ahorros.

Número negativo

Si el número de tus ahorros es negativo, estás gastando de más. El autor del magnífico libro financiero Padre rico, padre pobre, Robert Kiyosaki, escribió lo siguiente:

“Lo último que compra la gente adinerada son los bienes de lujo; en cambio, estos son lo primero que compra la gente pobre y de clase media”.

Revisa tus hábitos de consumo. ¿Qué gastos puedes reducir o eliminar? Por lo general, los pobres no tienen buenos hábitos de consumo. Piensa cuáles son los tuyos y esfuérzate por cambiarlos.

No es necesario decirlo, pero si todos los meses obtienes un número negativo, es porque estás endeudado. No puedes jugar al poker por dinero si tienes deudas. Algunos creen que jugar al poker es una manera de salir de las deudas. Todo lo contrario.

Jugar al poker para salir de las deudas es una decisión cómoda. Sacar dinero de tus ahorros es cómodo. Pedir un préstamo es cómodo. Si te niegas a dejar de hacer algunas de estas cosas, te ves obligado a buscar maneras más creativas para salir de tus deudas. No elijas el camino más fácil cuando se trate de tus finanzas.

Número positivo

Si el número en tu cuadro de ahorros es positivo, es hora de buscar la manera de usar esos fondos excedentes. Antes de hacer eso, volvamos al cuadro del número negativo durante un segundo y adentrémonos en el tema de las deudas haciendo referencia a algo a lo que me gusta llamar el fondo de emergencia.

Meta n.° 1: El fondo de emergencia

Existe una actitud hostil en torno al tema de la deuda. Las deudas pueden abandonarte en arenas movedizas y arrastrarte lentamente hacia abajo hasta que ya no puedas respirar. Los pequeños misterios de la vida que aparecen inesperadamente, como las semillas de cardamomo en el curry de la India, contribuyen al ciclo de la deuda.

La lavadora se rompe; la aspiradora deja de funcionar; el automóvil necesita un nuevo tubo de escape. Sin un sistema financiero confiable, estas interrupciones inoportunas generan más deudas. El primer paso para salir de las deudas es crear un fondo de emergencia.

La tolerancia al riesgo determina el monto de tu fondo de emergencia. Como jugador de poker, es probable que tu tolerancia al riesgo sea bastante alta. Mi fondo de emergencia se basa en los gastos de seis meses. Si eres un poco reacio a tomar riesgos, puedes prolongar ese período a 12 meses.

Por ejemplo:

Necesito £1.800 por mes para mantener a mi familia. Si se multiplica ese monto por seis meses, entonces necesito un fondo de emergencia de £10.800.

En mi ejemplo, mi primera meta sería destinar cada centavo de más a mi fondo de emergencia hasta que tenga £10.800.

Meta n.° 2: Saldar las deudas

Ya lo mencioné antes, pero vale la pena recalcarlo. No deberías jugar al poker por dinero si tienes deudas. Como alternativa, si te encanta el poker, úsalo como incentivo para acceder a una situación económica que te permita jugar cuando quieras.

Durante la acumulación del fondo de emergencia, deberás saldar el monto mínimo de tus deudas. Una vez que hayas alcanzado la meta del fondo de emergencia, comienza a acumular cada centavo que tengas para pagar tus deudas.

Las tarjetas de crédito y los préstamos son las principales fuentes de deudas. Siempre escoge el monto de deuda con tasa de interés más alta y enfócate en eso primero. Después, avanza al siguiente eslabón de la cadena.

Por ejemplo:

  1. Deuda de la tarjeta de crédito - £3.000 (tasa de interés del 4 %) - pago mínimo de £25
  2. Deuda de la tarjeta de crédito - £15.000 (tasa de interés del 0 %) - pago mínimo de £75
  3. Préstamo - £15.000 (tasa de interés del 2 %) - pago mínimo de £150

Sobre la base del ejemplo anterior, te verías obligado a pagar £250 por mes en pagos mínimos totales. Deberías usar todo el efectivo excedente de tus ahorros para saldar cuanto más puedas del monto de deuda (C), porque es el que tiene el pago de intereses más alto de £300 por mes.

Una vez que hayas terminado de pagar el monto de deuda (C), dirige los £250 por mes y todo el efectivo excedente de tus ahorros al monto de deuda con la siguiente tasa de interés más alta, que resulta ser el monto (A) con £120. Una vez que termines, enfócate en el monto de deuda (B) y procede de igual manera.

Si en algún momento durante este proceso hay una emergencia, toma los fondos de la cuenta de emergencia. Cuando tu cuenta de emergencia tenga un monto menor de £10.800 (en mi ejemplo), vuelves a pagar el monto mínimo de deuda y rediriges los fondos excedentes a tu fondo de emergencia hasta que se vuelva a completar. Tan pronto como eso suceda, puedes enfocarte en tus deudas nuevamente y seguir saldándolas.

¿Y si no puedo saldar mis deudas?

Elimina la frase “No puedo” de tu vocabulario. Robert Kiyosaki escribió en Padre rico, padre pobre lo siguiente:

“Si tu tendencia es gastar todo lo que obtienes, lo más probable es que el efectivo excedente simplemente se convierta en más gastos”.

Debes cambiar tu mentalidad antes de gastar otro centavo. De lo contrario, encontrarás maneras de gastar lo que ganes, independientemente de cuánto sea.

Kiyosaki escribió: “Si vas a construir el Empire State Building, lo primero que debes hacer es cavar un pozo profundo y establecer una base sólida”.

Crear una base sólida consiste en cambiar la mentalidad, establecer tu posición económica, crear un fondo de emergencia y saldar las deudas.

Si sigues teniendo dudas, prueba este simple ejercicio que aprendí de Vicki Robin en su maravilloso libro La bolsa o la vida. Anota cuánto dinero ha pasado por tus manos durante toda tu vida (salarios, premios, regalos). Hice este ejercicio a mediados de mis treinta y había ganado mucho más de un millón de libras esterlinas. No tenía nada más que la seguridad de que podía ganar un millón de libras. Esto me hizo confiar en que lo podía volver a hacer.

“Lo que falta en la educación no es cómo ganar dinero, sino cómo gastarlo, qué hacer una vez que se ha ganado”, escribió Kiyosaki. “Se llama capacidad financiera y se basa en qué hacer con el dinero una vez que se ganó, cómo evitar que te lo saquen, cuánto tiempo puedes conservarlo y cuánto te rinde ese dinero”.

El proceso de ahorro con número positivo

Tal vez estés libre de deudas. Si ese es el caso, es hora de administrar el dinero que está en el cuadro de ahorros con número positivo.

Meta n.° 3: Primero, págate a ti mismo

La mayoría de las personas recibe el dinero y paga las deudas, pero, después, se endeudan más para vivir porque no tienen dinero excedente. Es un estilo cómodo de vida como consecuencia de la facilidad de acceso al dinero que todos tenemos hoy en día.

“Pensar es la parte más difícil. Por eso muy pocos lo hacen”, escribió Henry Ford.

George S. Clasen, en su extraordinario libro El hombre más rico de Babilonia, escribe sobre las cinco reglas de oro.

La primera regla de oro

“El oro viene en cantidad y con gusto para cualquier persona que destine al menos un décimo de sus ganancias a la creación de patrimonio para su futuro y el de su familia”.

Esa ley establece que, ni bien cobres, debes ahorrar inmediatamente al menos el 10 % de tus ingresos brutos para la seguridad y protección de tu familia en el futuro.

La mejor manera de hacerlo es automatizar el proceso. Pídele a tu compañía o a tu banco que lo haga por ti. Yo trabajo por mi cuenta, así que lo hago ni bien me pagan a través de la banca por Internet.

Muchos jugadores de poker profesionales no acatan la primera regla de oro con la creencia de que volver a invertir dinero en sus habilidades como jugadores de poker les dará un mayor retorno sobre la inversión. Solo los jugadores excepcionales pueden hacer esto.

Meta n.° 4: Crear un fondo de poker

Una vez que hayas apartado el 10 % para ahorros, debes establecer cuánto dinero tienes disponible para jugar al poker.

Si eres soltero, puedes establecer este límite tan alto o bajo como desees según tus prioridades. Puede que prefieras el poker antes que comprarte ropa o salir a comer, y crees un fondo mayor para el poker. La clave es no estancarse en una cifra nominal. Prueba distintas cifras hasta encontrar un monto adecuado.

Si estás en una relación, esto se complica un poco, pero se vuelve aún más importante ahorrar el monto adecuado para jugar al poker.

El poker es un juego en el que se puede perder dinero incluso cuando se juega bien. Es un concepto difícil de entender si no juegas. Lo que menos quieres es volver tensa la relación porque gastas demasiado dinero en el poker. Crear un fondo de poker separado de las otras cuentas genera una división clara entre los fondos familiares y los propios.

Una vez que hayas establecido el fondo de poker, el monto que tienes junto con tu tolerancia al riesgo determinan las apuestas con las que puedes jugar. Puedes encontrar muchos artículos que brindan consejos sobre el monto adecuado de tu cuenta en juego en un momento determinado. Comienza a investigar y establece metas apropiadas para ti. Puedes modificarlas mensualmente de acuerdo con tu progreso o los cambios en tus metas de vida.

Meta n.° 5: Controlar el orgullo y el ego

Toda esta cuestión de la administración inteligente del dinero es en vano si no puedes equilibrar tu ego. El hobbit favorito de todos, Bilbo Baggins, dijo una vez:

“Me siento delgado, un poco estirado, como mantequilla untada sobre demasiado pan”.

No termines sintiéndote como Bilbo y, si así sucede, asegúrate de encontrar la disciplina necesaria para cubrir menos pan, en lugar de tratar de conseguir más mantequilla.

He visto muchos jugadores de poker con este defecto esencial. Una vez que alguien se acostumbra a jugar con ciertas apuestas, el orgullo pesa y evita que baje las apuestas cuando se reduce su cuenta.

Estos jugadores comienzan a desparramar la mantequilla más de la cuenta.

Al principio del artículo, les pregunté si el dinero era la causa de todos los males.

El dinero no es la causa de todos los males.

eres la causa de todos los males.

Si no puedes subir y bajar las apuestas, y controlar tu ego. Si no puedes estacionar tu orgullo en la cochera, al lado de tus Pumas. Si no puedes, todo esto será en vano. Volverás al principio más rápido de lo que puedes decir Padre rico, padre pobre.

Kiyosaki escribió lo siguiente: “La única diferencia entre una persona rica y una pobre es lo que hace en su tiempo libre”.

Entonces, ¿qué harás en el tuyo?

¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar