10 jugadores que no serían buenos jugadores de poker

Autor:
Font Size
A A A

No es extraño ver a estrellas deportivas, tanto activas como retiradas, intentar una mano en el poker. Aquí en 888poker, incluso tenemos a la leyenda americana del fútbol, Denílson, como embajador.

Otras figuras deportivas que han participado en el mundo del poker son el ex jugador de los Patriotas de Nueva Inglaterra y el siete veces Pro Bowler, Richard Seymour, el jugador olímpico con más medallas, Michael Phelps, así como Orel Hershiser, quien paso 18 temporadas como pitcher en las ligas mayores del béisbol, y jugadores de la NBA como Paul Pierce, Shawn Marion y Gilbert Arenas.

Además, muchos atletas usas el poker como un medio para apoyar sus diversas iniciativas de caridad. Por ejemplo, cada año la antigua defensa de los Delfines de Miami y estrella del Salón de la Fama de la NFL, Jason Taylor, celebra un torneo de poker de caridad en Seminole en el Hard Rock Casino en Hollywood, Florida. El evento beneficia a la Fundación Jason taylor, la cual ayuda a niños desamparados en el Sur de la Florida. Luego, tenemos a Tiger Woods, quien celebra una fiesta anual de caridad junto con el World Poker Tour.

Sin embargo, el poker no es para todos. De hecho, hay algunos atletas ahí afuera que sería mejor si evitan el juego. A continuación, presentemos una lista de 10 atletas de distintos deportes que son muy imprudentes, locos o emocionalmente inestables para jugar poker.

10. Takkarist McKinley (fútbol americano)

Si viste el draft de este año de la NFL, sin duda recuerdas el punto culminante que llegó tarde en la primera ronda. Fue entonces cuando el ala defensiva de la UCLA, Takkarist McKinley, fue reclutado en el puesto 26 por los Atlanta Falcons y encendió las redes sociales.

"Múltenme después", dijo McKinley enfurecido después de usar una mala palabra en televisión en vivo. McKinley fue agresivamente emotivo en un homenaje a su abuela, que no estaba allí para ver que sus sueños del fútbol se hicieran realidad. Algunos creen que su comportamiento es irrespetuoso, mientras que a otros los conmovió su pasión.

En el poker, es importante mantener tus emociones bajo control. Si bien nos gustaría ver la reacción de McKinley al ganar un gran torneo de poker, suponemos que algunos estallidos emocionales inducidos por la inclinación impedirían que esto suceda.

9. Mike Milbury (Hockey)

Actualmente, es analista para la NHL en el canal NBC, pero antes de esto paso 12 temporadas jugando para los Boston Bruins. Ha cometido errores polémicos en ambos puestos. Como jugador, Millbury le pegó de forma abominable a un fan con su zapato en la cabeza, lo que se tradujo en una suspensión en seis juegos y en que los estadios instalaran paneles más altos alrededor de sus pistas.

El año pasado, Milbury captó la atención después de que entrara en una discusión cuando las cámaras grabaran a un jugador bailando en los calentamientos previos al juego. No fue un gran problema, pero la respuesta de Milbury fue demasiado, fuera de linea y según varios, tenía rasgos racistas.

Para poder tener éxito en el poker, los jugadores deben mostrar la habilidad de tomar decisiones sabias. Milbury ha hecho lo contrario en varias ocasiones a lo largo de su carrera. Probablemente, debería pasar de largo en el poker y practicar un juego que pueda hacer solo, como el golf.

8. John Daly (Golf)

Hablando de golf, John Daly no sería un gran jugador de poker. La "Cosa salvaje", que tiene 18 victorias profesionales, reveló en su autobiografía en 2006 que tenia un problema con el juego. Dijo haber perdido entre 50 y 60 millones de dolares en los 15 años previos a la publicación del libro. También parece que perdió más de un millón de dolares jugando una máquina tragamonedas de $5,000 en Las Vegas.

Es importante que los jugadores de poker practiquen un juego responsable. Si alguien tiene un problema con esto, como Daly, es probable, y en su mejor interés, evitar el juego.

7. Kurt Busch (NASCAR)

El conductor del Ford Fusion No. 41, Busch es uno de los nombres más reconocidos en todas las carreras. Aunque aún está activo en el circuito, es posible que ni siquiera tendría tiempo de jugar poker. Eso es bueno ya que su naturaleza polémica probablemente no lo llevaría al éxito.

Con el paso de los años, Busch ha chocado los autos de otros corredores, se ha involucrado en peleas llenas de malas palabras. También lo suspendieron en el 2015 después de que hicieran acusaciones de violencia doméstica. Durante la última década, ha pasado un año en el que Busch no se ha encontrado en aguas turbias.

Es posible que sus habilidades de concentración y la capacidad de lidiar con situaciones de mucha presión lo hagan un buen jugador de poker, pero suponemos que tendría problemas al encontrar un equilibrio que se necesita para tener éxito.

6. Amar’e Stoudemire (Baloncesto)

El jugador de baloncesto de 2.05m estuvo en la NBA de 2002 a 2016, y aunque disfrutó de una carrera con éxito, estaba llena de berrinches. Por ejemplo, en el 2012, salió de la American Airlines Arena con el brazo en un cabestrillo. ¿Por qué?

Su lesión no estuvo relacionada con el baloncesto. En lugar de eso, tuvo un berrinche de temperamento, le dio un puñetazo a la puerta de un extintor y se cortó la mano izquierda. Más tarde en su carrera, se vio involucrado en una pelea de Twitter con un fan y utilizó un insulto homofóbico, lo que se tradujo en una multa de $50,000.

El poker requiere que seas insensible a los comentarios, y parece que Stoudemire no es así.

5. Serena Williams (Tenis)

Es posible que Serena Williams sea en el tenis lo que Phil Hellmuth es para el poker; la perdedora más dolorosa del juego. Como el "Poker Brat", Williams ha mostrado un poco espíritu deportivo en más de una ocasión.

"Voy a agarrar esta pelota y te la voy a enterrar en tu [ofensivo] garganta", le dijo una vez Williams a una juez en línea en una pelea llena de ira después de que la llamaran por una falta con el pie.

Si buscas en Google "Temperamento de Serena Williams", encontrarás resultados con titulares como "Serena Williams y los 20 peores berrinches de temperamento en la historia del tenis" y "ESPN complace los berrinches de mal temperamento de Serena Williams". Si haces la misma búsqueda con Hellmuth, descubrirás títulos parecidos.

Dicho esto, Hellmuth es el jugador de poker más condecorado de la historia. Tanto él como Williams claramente tienen una pasión por sus juegos respectivos, así que si ella decidiera hacer una transición, no hay forma de decir que podría lograr.

4. Grayson Allen (Baloncesto)

La estrella de baloncesto universitario de la NCAA llego a los titulares nacionales el año pasado después de ponerles intencionalmente el pie a sus contrincantes. Primero, fue Raymond Spaliding de Louisville, y luego Xavier Rathan-Mayes de FSU. La siguiente temporada, dijo que dichos incidentes estaban en el pasado, pero entonces, puso el pie a Steven Santa Anna de Elon Phoenix. ¡Todo esto lo hizo el capitán del equipo!

Para hacerlo peor, Allen no se responsabilizó por sus acciones. Primero, la falta de disciplina sugirió que el equipo condonara su mal comportamiento, pero al final, se le quitó el título de "Capitán del equipo" y se le suspendió de forma indefinida, aunque regresó al juego a inicios de este año.

Allen tiene problemas de ira, y sus travesuras disparatadas son similares a correr en un ángulo en el poker. Si jugara poker, existe una buena probabilidad de que extendería los limites de las reglas y la etiqueta en su búsqueda de la victoria.

3. Rob Gronkowski (Fútbol)

El ala cerrada de los Patriotas de Nueva Inglaterra, conocido por el público como "Gronk", es una bestia en el campo. Fuera del campo, se ha creado una reputación de un hombre un poco salvaje. Su "Barco de fiesta Gronk" y su "Autobús de fiesta Gronk" se han convertido en una leyenda. Ha aparecido en la portada de GQ, vive la vida nocturna y es posible que a algunos fanáticos del poker les recuerde a Dan Bilzerian.

Más recientemente, el comportamiento exagerado de Gronk se tradujo en el ridículo de que la ex estrella de Red Sox no saliera en televisión. La razón, las bromas de Gronkowski era muy eXageradas.

Nada de esto quiere decir que sería un mal jugador de poker, pero para alguien a quien le gusta la fiesta, puede ser peligroso estar en Las Vegas. Aún así, No podemos dejar de pensar que el poker podría ser más divertido con Gronk. Tiene a traer la fiesta con él, y sería bueno verlo jugar junto con el ex jugador de los Patriotas, Richard Seymour.

2. Lonzo Ball (Baloncesto)

El 22 de junio, Ball fue seleccionado como el segundo mejor en el Draft 2017 de la NBA por los Lakers de Los Ángeles. Se espera que sea una superestrella y se espera que disfrute de una carrera en el Salón de la Fama. No tendríamos un problema con que Ball juegue poker pero, el problema es que tal vez este acompañado por su padre, LaVar, que no tiene pelos en la lengua.

LaVar fue el centro de atención después de declarar que su hijo era mejor que Stephen Curry, LeBron James y Russell Westbrook. Luego, lanzó un zapato de $495 con su marca Big Baller, el cual atrajo muchas críticas. Parece que ansía atención y la humildad no parece estar dentro de sus habilidades. Incluso lo han llamado como "lo peor que le ha pasado al baloncesto en los últimos cien años".

Sería increíble que alguien del calibre de Lonzo Ball se involucre en el poker, pero no si eso quiere decir que su padre no le permite ser él mismo. Lo último que el juego necesita es que alguien como LaVar se convierta el lo peor que le pase al poker este siglo.

1. Connor McGregor (MMA)

Admitimos que tener a la estrella de la UFC, Connor McGregor, en el poker sería altamente entretenido. Sin duda, entraría al juego pensando que podría jugar contra los mejores contendientes, muy parecido a lo que está haciendo con su próxima pelea de boxeo contra Floyd Mayweather, quien salió de su retiro específicamente para jugar contra el irlandés.

Ya está siendo catalogada como una de las mayores peleas del boxeo a pesar de que la mayoría de los expertos predice una victoria fácil para Mayweather. Ya sea que lo ames o lo odies, no hay duda de que McGregor es una fuerza dispuesta a probar cosas nuevas. Es impetuoso y arrogante, pero con talento y confianza.

Sería increíble verlo traer su fortuna a las mesas de poker para que juegue contra algunos de los mejores jugadores como Phil Ivey y Chris Moorman, pero es probable que tenga menos posibilidades contra ellos que contra Mayweather.

McGregor es un espécimen físico superior, y aunque ciertamente hay un gran aspecto mental que viene con las artes marciales mixtas, el poker requiere una clase diferente de fortaleza mental. Creemos que sus habilidades no se trasladarían al poker, ¡pero nunca lo sabremos a menos que se siente en un juego!

¿Te ha parecido interesante?    

Gracias por ayudarnos a mejorar